Fila siete

Otra visión del tema

Ya dejé en mi crítica sobre la película 'Juno', publicada aquí el pasado domingo día 10, la opinión favorable de una visión diferente, y en cierto modo aleccionadora, sobre los embarazos no deseados y el aborto, que, insisto, es motivo de tantos victimismos por parte y parte, obviando visiones más positivas. Este es el caso de 'Juno', sin duda una perspectiva distinta del cine norteamericano. Porque se trata de una película que va más allá de su apariencia y de su proclamación como uno de los films que puede obtener algunos de los galardones que entran en juego en la entrega de los 'Oscar' de este año, para la que cuenta con cuatro nominaciones. Esta historia, que cambia en comedia el espinoso debate del aborto y que constituye el título 'Indie' -el cine independiente de los Estados Unidos- del año, puede seguir el curso de 'Pequeña Miss Sunshine' (2006), producción reveladora del año pasado, si bien tengo preferencias por 'Juno' y el acertado tratamiento del tema. Cine que puede resultar supuestamente juvenil pero que demuestra madurez y clarividencia a la hora de ofrecer una visión diferente de un asunto tan polémico. Recordemos que una joven alumna de un instituto, bastante despierta e inteligente, valiente y mordaz, queda embarazada. Con todos los pronunciamientos en contra y la sombra fatídica del aborto sobre ella, toma una decisión irrevocable: tendrá su hijo pero lo dejará en adopción y para ello busca los padres adecuados.

'Juno' es la historia de la protagonista de este nombre, pero también la de su ambiente, su familia, sus amigos y en suma la de un entorno muy particular. Cuando avanza la narración el espectador es consciente de que nada resulta como podría parecer o lo que pudiéramos esperar de esas comedias al uso protagonizadas por personajes absolutamente convencionales. Aquí el joven director, Jason Reitman, nos ofrece un tratamiento del interesante asunto, indudablemente inmerso en un ámbito controvertido y difícil, de una manera sencilla, pero a la vez ponderada, que en tono de comedia, no elude el drama que alberga y las aristas complicadas que presenta. Pero lo resuelve con una gran coherencia y humor, además de una irreductible firmeza en sus intenciones.

En la conducta de la protagonista hay todo un bagaje de originales e interesantes reflexiones sobre un tema que a veces se trata con impresentable ligereza y lo hace personificándoles en casi una adolescente, cuyas opiniones pueden dejar perplejos a muchos mayores. Con ella ha construido un escenario en el que se mueven personajes reales, entrañablemente humanos. Desde el padre y madrastra de la protagonista, hasta los posible padres adoptivos de la nueva criatura, pasando por el novio de Juno, un adolescente encantador pero inmaduro que ignora su responsabilidad.

De esta manera con admirable habilidad y tacto, Jason Reitman, el realizador, ha dado imagen a esta historia con agudo sarcasmo o fina ironía, pero también con cierto afecto por los personajes y las situaciones que estos viven. Una realidad que no es rompedora ciertamente pero atrae y a veces conmueve por su naturalidad, su sinceridad y la inteligencia con que ha sido tratada una cuestión que plantea en nuestro tiempo debates a veces desconsiderados y faltos de criterios sólidos y morales. A destacar la estupenda actuación de la joven Ellen Page, realmente magnífica que es firme candidata al 'Oscar'.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios