Fila siete

Lo que no se vio

Decíamos aquí hace días bajo el título 'El cine en casa' que ante las limitaciones de la cartelera de Huelva, tanto en la capital como en la provincia, con tantas películas que no llegan a estrenarse aquí, sobre todo las de contrastada calidad, salvo raras excepciones y esa reserva esporádica que nos brinda el Cine Club Francisco Elías con sus sesiones de algunos martes en el Gran Teatro, el amante del cine, el cinéfilo exigente, tiene que recurrir al DVD para tratar de estar al día cinematográficamente hablando y ver las películas que aquí se le niegan.

Añadíamos si lo recuerdan: Es muy posible que muy pronto tengamos que ocuparnos de estas nuevas producciones en DVD ante la pobreza de nuestras carteleras locales y la continuada inexistencia de títulos de entidad e interés. De alguna u otra forma es lo que hacemos si repasamos las novedades en este formato y nos encontramos con títulos interesantes que están inéditos entre nosotros. No haremos más que orientar a quienes no conozcan estas primicias y ahora puedan verlas cómodamente en su casa.

Entre lo que no se vio nos topamos con un título británico de vanguardia: This is England (2007), de Shane Meadows. La historia de un muchacho solitario cuyo padre murió en la Guerra de las Malvinas, entre Argentina y Gran Bretaña, que se une a una banda de "punks" y "skins". Ante la ausencia de paternidad el chaval elige a uno de los miembros de la pandilla, un delincuente que ha regresado de la cárcel, como padre adoptivo. Su influencia será nefasta. La película va más allá de la visión de los suburbios ingleses de los años ochenta.

Otra novedad en DVD es una película que en Huelva capital no se estrenó y me temo que pasó desapercibida es El espía (2007), de Billy Ray, basada en una historia real sobre uno de los más graves casos de espionaje en Estados Unidos y una de las investigaciones más complejas llevadas a cabo por el FBI. El tema del espionaje, tantas veces tratado en el cine, esta vez se nos muestra desde una perspectiva muy diferente y desde planteamientos realmente originales en este tipo de historias. Es normal que películas de ciertas nacionalidades se queden fuera de la cartelera comercial, especialmente de una tan limitada como la de Huelva. Ni siquiera pudimos verla en la sesiones del Gran Teatro. Me refiero al film libano-francés Caramel, de Nadine Labaki, una comedia dramática que nos brinda una visión metafórica del ámbito femenino en la vida siempre conflictiva del Líbano. Diríamos que es un tema especialmente interesante para cuantos desean conocer situaciones vigentes en Oriente Medio, sus problemas y vicisitudes de todo tipo. Un título que ha ocupado primeros planos estos días entre las recientes publicaciones en DVD, es Arrebato (1980), de Iván Zulueta, una película mítica y a la vez maldita, que si alguno la conoce es porque la vio en una de esas emisiones trasnochadoras de la Segunda Cadena. Un film que mercería todo el espacio de esta sección y tal vez algo más. Su director no volvió a dirigir más películas. Pero le bastó para ocupar un lugar de honor entre las más destacadas y originales realizaciones españolas llevadas a cabo en el cine español de todos los tiempos. Eso sí: es un incunable o un film de culto para muy cinéfilos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios