Fila siete

La vida como es

CineBox Aqualon Puerto Huelva.- T.O.: 'The descendants'.- Producción: Estados Unidos, 2011.- Duración: 110 minutos.- Dirección: Alexander Payne.- Guión: Alexander Payne, Nat Faxon y Jim Rash basado en la novela de Kaui Hart Hemmings.- Fotografía: Phedon Papamichael.- Montaje: Kevin Tent.- Diseño de producción: Jane Ann Stewart.- Intérpretes: George Clooney, Judy Greer, Matthew Lillard, Beau Bridges, Shailene Woodley, Robert Foster, Amara Miller, Nick Krause

Los Globos de Oro conseguidos por Los descendientes como mejor comedia dramática y su protagonista, George Clooney, como mejor intérprete en este género, han proporcionado a la película un alto interés para los espectadores y francas perspectivas para la concesión de los Oscar a finales del próximo mes de febrero en Hollywood. Alexander Payne, director que habla muy bien español porque estudió en Salamanca donde residió algún tiempo, tiene en su haber una filmografía lo suficientemente sólida como para esperar de él lo mejor. Identificado con dos directores que supieron alternar digna y brillantemente la comedia y el drama, como Preston Sturges y Billy Wilder, Payne nos brindó una última pieza notable que no olvidamos Entre copas (2004).

El protagonista de esta historia es Matt King, que, casado y con dos hijas, se ve impulsado a dar un giro en su vida cuando su mujer sufre un grave accidente de barco en Waikiki, en el condado de Honululu, isla de Oauhu, estado de Hawai. Con discutible acierto trata de recomponer su relación con sus hijas: la precoz Scottie, de 10 años y la rebelde Alexandra de 17. Al mismo tiempo intenta vender unas tierras propiedad de la familia, de lo que espera conseguir pingües beneficios que podrían hacerle millonario. Pero un nuevo infortunio oscurece su vida: se entera de que su esposa le es infiel. En el colmo del desconcierto, Matt dispone de una semana para resolver los problemas que le acucian. Todo le inclina a reconsiderar las ideas que hasta ahora alentaba.

En una acertada adaptación de la novela homónima de Kaui Hart Hemmings, Alexander Payne, con Nat Faxon y Jim Rash ha vuelto a articular un sólido guión y ha rodado enteramente su película en el archipiélago de Hawai, lo que nos depara paisajes bellísimos magníficamente fotografiados. En todo caso este film nos presenta el encuentro con sentimientos y actitudes bien retratadas en la pantalla. Situaciones que plantean relaciones humanas muy sutiles donde a veces aflora también el humor.

En este esquema de madurez en el cine de Alexander Payne, el realizador conjuga con inteligencia esa utilización de la comedia y el drama, para que el espectador perciba como la realidad es así y la vida es como es. Lo cual no es una conclusión fácil sino la exposición justa de las contradicciones propias de los comportamientos habituales entre hombres y mujeres. La raíz literaria es esencial ya que la autora, Kuai Hart Hemmings, dibuja una simbiosis entre la familia y el entorno, un poco el paisaje y el paisanaje, que diríamos aquí, para articular la inspiración emocional que instrumenta esta película en su irrenunciable sutileza.

¡Bien por George Clooney! Hace una interpretación perfecta que da carácter al personaje y a la película, que al principio abusa de la voz en off. Tiene hasta un guiño conservacionista muy digno de tenerse en cuenta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios