Fila siete

Otra vez el exorcista

CineBox Aqualon Puerto Huelva y Al Andalus Punta Umbría.- T. O.: 'The devil inside'.- Producción: Estados Unidos, 2012.- Duración: 83 minutos.- Dirección: William Brent Bell.- Guión: William Brent Bell y Matthew Peterman.- Fotografía: Gonzalo Amat.- Música: Brett Detar y Ben Romans.- Montaje: William Brent Bell y Tim Mirkovic.- Intérpretes: Fernanda Andrade, Simon Quarterman, Evan Helmuth, Ionut Grama, Suzan Crowley, Bonnie Morgan, Brian Johnson

El director de esta película, William Brent Bell, que también realizara Stay alive (2006), relato escalofriante basado en la terrible historia real protagonizada por Elizabeth Báthory, la aristocrática dama del siglo XVII, conocida tristemente como la Condesa sangrienta, se muestra nuevamente aficionado al found fotage -falso documental-, un género que, inspirado un tanto, en títulos tan diversos como El proyecto de la bruja de Blair (1999) y Monstruoso (2008), trata de mostrarnos el tema del exorcismo desde perspectivas distintas a las habituales. La película ha sido un éxito en Estados Unidos. Tanto es así que su presupuesto de 700.000 dólares, se ha superado sobradamente con una recaudación que va ya por los 35 millones. En todo el mundo las cantidades obtenidas se elevan a 77 millones.

Los hechos se remontan a 1989 cuando María Rossi llamaba a los servicios de emergencia confesando que había asesinado a tres personas. En esta película se nos cuenta la historia de la hija de María, Isabella, que, veinte años después, trata de entender lo que verdaderamente ocurrió aquella terrible noche. Se dirige al hospital de Centrino en Italia, especializado en perversos mentales, donde ella está recluida. Sin saber si es víctima de una enfermedad mental o de un caso de posesión diabólica, Isabella recurre a dos jóvenes exorcistas que puedan curar a su.madre, usando métodos nada convencionales que combinan ciencia y religión.

Es complicado tratar de explicar el éxito de esta película a pesar de las duras y ácidas críticas que ha recibido. Pero es evidente que estos temas han tenido siempre un gran predicamento entre los espectadores más generalizados. Recordemos títulos recientes como El exorcismo de Emily Rose (2005), de Scott Derrickson; la saga Paranormal activity (2007) - aunque no tratara el exorcismo pero sigue siendo uno de los films de mayor recaudación-, El último exorcismo (2010), de Daniel Stamm y El rito, de Mikael Hâfstrom (2011), otro suceso millonario en las taquillas. En suma películas de limitado presupuesto que llevaron millones de espectadores a las salas.

Si dentro de este género el espectador piensa encontrar algo distinto a lo habitual en este tipo de películas, verá que poca novedad le presenta esta historia. Sólo una ambientación muy aparente en algunas tomas, particularmente en las escenas con los posesos, pueden valorarse positivamente, así como algunos efectos luminosos, el sonido y ciertas posesiones. Porque el guión y las reacciones de la mayoría de los personajes, aparte de un evidente convencionalismo, resultan tan faltas de naturalidad como los discordantes monólogos y los insustanciales diálogos. Por otra parte deja sin resolver algunas de las preguntas que fácilmente puedan plantearse los espectadores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios