"Cuando trabajo me siento mejor que nunca"

Sólo con descolgar el teléfono, puede escucharse de fondo una melodía tocada al piano. La voz de María Antonia la acompaña, sin rastro de musicalidad. Sus palabras suenan cariñosas. Recuerda experiencias pasadas, al compás de su voz, perteneciente a un rostro que ha escrito historia en el cine español. Delatan a una Sara que vuelve enérgica a los escenarios. Y que ha eternizado canciones que volverán a oírse en directo en teatros como el de Gran Vía, en Madrid.

-Fue la primera artista española en pisar Hollywood. ¿Cree que han cambiado las cosas para los hispanos que trabajan ahora allí?

-La Warner me contrató para tres películas -Veracruz, Serenade y Yuma- y fue maravilloso. En aquel tiempo, Hollywood no acogía a la gente latina tan bien como ahora. Sólo me daban papeles en los que hacía de india.

-En tiempos de la censura española, ¿era difícil trabajar para el colectivo de actores?

-Era una lucha más propia de los escritores y los directores que del colectivo de actores. En los guiones se metía mucha censura, porque en aquella época no existía el divorcio, estaban mal vistos los casos de suicidios, el que una pareja viviese junta sin casarse y, por ejemplo, tener amantes era casi pecado mortal.

-Durante su paso por los Estudios de la Warner conoció a otras estrellas del celuloide como James Dean. ¿Recuerda por qué se reían tanto mientras les hacían fotos?

-Fueron las últimas instantáneas que él se hizo en vida… Nos reíamos, porque no parábamos de hacernos bromas. Contaba unos chistes muy graciosos y nos estuvimos riendo un buen rato a carcajada limpia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios