introspectivas: música y músicos

La sutil guitarra de Álvaro Girón

Recordar sus comienzos es trasladarse a la Huelva de finales de los años setenta, con su curioso urbanismo cargado de espacios abiertos entre sus barrios, sobre todo entre la Orden y Las tres ventanas, donde los cabezos y los pinos se hacían dueños de la realidad. En esos andurriales surge un grupo de jóvenes entre los que se encuentran Álvaro Girón y su hermano Jesús formando un grupo que se llamó Lluvia. Fue el comienzo de todo, suponiendo el primer contacto con el repertorio de la época, lleno de bandas legendarias como Cream, Zappa, Hendrix o Jethro Tull. No existía el conservatorio en Huelva, con lo que había que trasladarse a Sevilla. Aun así, asistió a las primeras escuelas dependientes del conservatorio, donde se impartía solfeo y piano. Después de esto, vino el contacto con el mundo profesional de Huelva, formando parte o colaborando con los grupos y atracciones de entonces como Jarcha, Blanca Villa, Café Central, Tartessos y Alameda. Su relación personal y profesional con los hermanos Marinelli y la música que entonces se generaba en Andalucía, vinculada al Rock, forman parte pues de ese largo camino que entonces empezó a forjarse.

Posteriormente se traslada a Madrid, donde cursa estudios de guitarra clásica con Luis Briso, en el Conservatorio Profesional Teresa Berganza, en el que tras obtener premio de matrícula de honor en el paso de grado, adquiere la titulación de profesor de guitarra. Paralelamente se produce el contacto con la actividad musical en directo, acompañando a artistas como Carlos Cano, con quien actúa en los principales teatros del país como el Liceo o el Monumental. Realizó giras por América con Isabel Pantoja y su orquesta dirigidos por Eddy Guerin, pisando escenarios como el Madison Square Garden de New York o el Teatro de La Revolución en La Habana, aportándole un bagaje profesional y un buen número de grabaciones y producciones para Tamara, Alameda, Clara Montes, Lucrecia, Dyango, Arcángel, Leo Brouwer... A ello se une su participación como autor en el disco de Jesús Cayuela Doñana Música del Agua, en el cual Carlos Cano interpreta un tema de su autoría.

Mientras tanto, surgen sus primeros contactos con la docencia, formando parte de la escuela municipal de música y danza de Aljaraque. También imparte clases en el centro de estudios de guitarra eléctrica de Arte y Sonido en Huelva. Está metido en la creación de una web con la muestra de sus trabajos como intérprete y compositor. Pero una de sus máximas aspiraciones es poner en marcha los mecanismos necesarios a fin de dotar a Huelva de la posibilidad de la obtención de titulación de guitarra eléctrica.

Piensa que la situación de la música en la actualidad, en lo que respecta a lo profesional, está marcada por la "renovación inevitable en la industria del disco", relacionada con las nuevas tecnologías. Estamos desembocando en la desaparición paulatina de los usos tradicionales. La solución no parece fácil, pues encontrar un soporte adecuado capaz de aglutinar todos los requisitos necesarios va a ser una cuestión que requiera poner a prueba la capacidad de innovación e inventiva de las personas que nos dedicamos a esto. En lo referente a lo artístico, Álvaro Girón no cree que vivamos un momento peor ni mejor que en otros tiempos, aunque habría que subrayar que el final de siglo fue especialmente brillante, y eso ha dejado el listón bien alto en lo que respecta a la creatividad artística. Parafraseando a Eric Clapton, no encuentra diferencia entre estos tiempos y los pasados, pues en ambos ocurría lo mismo: "Había un 20 % de buena música y un 80 % de basura". Como siempre la buena música, hay que buscarla.

Ve a Huelva muy anclada en viejas formas de manifestaciones culturales, "sin dejar de reconocer el esfuerzo que me consta que hacen para romper esa inercia instituciones como la Universidad". "La renovación continua es un compromiso que todos nosotros hemos de tener para con la cultura, sin que esto suponga una renuncia de lo acontecido hasta el momento. Más bien al contrario, apoyándonos en lo que somos es como damos sentido a dicha renovación, pero en ningún caso ser conformista con los logros obtenidos, ser abierto a las expresiones culturales del mundo, sería un buen concepto para una ciudad como Huelva que históricamente ha estado relacionado con este a través de su océano abierto", afirma.

Cree que la solución ha de partir en principio del colectivo de profesionales, planteando alternativas. No podemos perder de vista, que la aparición de internet supone también un mayor acercamiento entre el músico y su público, siendo fantástico que el poder de la industria, que antes estaba detrás de todas las decisiones, queda drásticamente reducido. Y eso de acabar con intermediarios que imponen su ley es bueno para todos. Por lo tanto, explotar las posibilidades de autoproducción y publicación de tu obra constituye una aportación interesante y necesaria.

Sin duda, la oferta cultural ha mejorado con respecto a aquellos tiempos en los que algunos compañeros y él mismo tuvieron que emigrar para conseguir formarse y hacer de esto una profesión digna. De todas formas, queda mucho por hacer, existiendo muy buenos espacios en la capital que deberían de gozar de una programación de calidad a la que el publico respondería con su presencia, contribuyendo así a dotar a Huelva de un gran atractivo, intentando recuperar la provincia como destino turístico, con un potencial en este ámbito sobradamente reconocido. También ve necesario incidir en la actuación de las administraciones en el apoyo de escuelas, tanto públicas como privadas, creando puestos de trabajo y dotando a la ciudadanía de una mejor cultura musical, apostando por la educación.

Sus planes de futuro pasan por mantener su actividad como guitarrista de directo, planteando también su posición como compositor. En lo docente, colaborar con la juventud en lo técnico y en lo creativo, ya que son gente muy preparada y hace las cosas con la fuerza que le corresponde. Tratar de acercar a la provincia unas titulaciones no reconocidas aún en el país, pero sí en en instituciones europeas para cursar estudios de guitarra eléctrica y demás instrumentos del ámbito actual, es otro de sus proyectos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios