Los silencios y los gritos

En 1964, coincidiendo con la campaña oficial que celebraba los "Veinticinco años de paz", dos libros de Ramírez se propusieron aguar los fastos conmemorativos del régimen: una biografía crítica del Caudillo, Francisco Franco: historia de un mesianismo, y este ensayo ahora recuperado, Nuestros primeros veinticinco años, cuya impugnación de la dictadura fue tanto más eficaz por provenir de un joven creyente e hijo de una familia conservadora. "Los silencios y los gritos es la divisa heráldica de la España actual", escribía Rincón, que trazó una crónica doliente, combativa y apasionada, impactante en su momento y convertida hoy en un testimonio excepcional a la hora de rastrear los inicios de un proyecto no partidista de restauración democrática. Periodismo puro, más que historiografía, ejercido en un tiempo en que a los indignados no se les permitía la acampada libre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios