La recuperación del paraíso perdido

  • Llega a los cines 'El príncipe Caspian', segunda parte de las exitosas 'Crónicas de Narnia' · En el filme, los protagonistas regresan a un territorio devastado y lucharán por restablecer el antiguo esplendor

La primera parte de Las crónicas de Narnia, la titulada El león, la bruja y el armario, convenció al público con unas elevadas recaudaciones que también se registraron en España, donde superó los 18 millones de euros de taquilla y propició que el libro original -el inicio de la serie publicada por C. S. Lewis en la década de los 50- pasara de estar prácticamente descatalogado a vender más de un millón de ejemplares.

En El príncipe Caspian, segunda parte de esta saga que llega hoy a los cines de Sevilla, los hermanos Pevensie abandonan la Inglaterra de la Segunda Guerra Mundial para regresar a los enclaves mágicos de Narnia. En principio, no ha transcurrido más de un año desde su marcha, pero el tiempo en Narnia avanza de manera diferente y se encuentran un paisaje devastado. "Es una historia muy nostálgica", apunta el director Andrew Adamson, que ya realizó la entrega anterior. " Los niños vuelven a un lugar que anhelaban, el lugar que habían gobernado durante 15 años. Pero todo ha cambiado. La gente que conocen ha sido expulsada al bosque. El león Aslan lleva más de mil años desaparecido. Deben enfrentarse a ello e intentar restablecer la antigua Narnia, la que ellos conocían", sostiene el cineasta en sus notas sobre el rodaje.

Adamson, nacido en Nueva Zelanda pero formado en Nueva Guinea, entendía bien esa inesperada sensación de desarraigo ante el regreso a una tierra querida. "La mía es una experiencia parecida a la de estos cuatro chicos cuando regresan a Narnia, un mundo que ya no es el mismo al que conocieron", observa el también director de Shrek y Shrek 2.

En El príncipe Caspian, los protagonistas tendrán que ayudar al legítimo heredero al trono a luchar contra su malvado tío Miraz, lo que permite una puesta en escena más épica y espectacular. Para el productor Mark Johnson, esta nueva aventura supera al primer filme en muchas vertientes. "Es más grande en lo que respecta al número de personas que trabajan tras las cámaras. Es más grande en cuanto a las personas que trabajan frente a las cámaras y, lo más importante, lo es en el aspecto dramático. Los temas que se tocan y las relaciones tienen mucha más envergadura y son un poco más oscuras que en la primera película", declara el productor.

El príncipe Caspian mantiene en el reparto a los mismos actores que encarnaron a los hermanos protagonistas: Georgie Henley (Lucy), Skandar Keynes (Edmund), Anna Poplewell (Susan) y William Moseley (Peter). Para el personaje principal de la película se eligió a Ben Barnes, un profesional del teatro que representaba sobre las tablas la aplaudida obra The History Boys. Barnes, que tiene entre sus proyectos una nueva adaptación de El retrato de Dorian Gray, se confesó en una reciente visita a Madrid un "admirador absoluto" de los libros de C. S. Lewis y admitió que en su momento se reconocía en el personaje de Peter, uno de los hermanos.

Entre las curiosidades del equipo de intérpretes, en el que participan nombres de 15 países diferentes, destacan los españoles Alicia Borrachero y Simón Andreu. Para la actriz, El príncipe Caspian le ha supuesto la oportunidad de "volver a jugar ".

Para esta producción de Disney, que se rodó en Nueva Zelanda, República Checa, Eslovenia y Polonia, se idearon 600 armaduras y armas, entre escudos, estoques, lanzas y dagas, y la diseñadora Iris Mussenden creó un vestuario inspirado en la marcada personalidad de El Greco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios