Una recopilación reúne a los mejores ilustradores de cuentos de los Grimm

  • Taschen publica 27 relatos traducidos de la edición de 1857 e ilustrados por artistas de diferentes épocas como Kay Nielsen, Gustav Tenggren, Walter Crane o Arthur Rackham

Doscientos años después de la publicación del primer volumen de cuentos de los hermanos Grimm, la editorial Taschen publica una recopilación de 27 de sus relatos, traducidos de la edición de 1857 e ilustrados por artistas de diferentes épocas.

Cenicienta, Caperucita roja, Pulgarcito, La bella durmiente o Blancanieves son algunas de las historias incluidas en el libro Los cuentos de los hermanos Grimm, una cuidada edición de tapa dura encuadernada en tela.

Este volumen trae las ilustraciones de destacados artistas de los cien años comprendidos entre 1850 y 1950, de diferentes nacionalidades y estilos artísticos.

El danés Kay Nielsen, el sueco americano Gustav Tenggren, los británicos Walter Crane y Arthur Rackham, y los alemanes Gustav Süs, Heinrich Leutemann y Viktor Paul Mohn, entre otros, firman las ilustraciones de algunas de las narraciones de esta cuidada edición.

Los cuentos de los hermanos Grimm reproducen además siluetas extraídas de publicaciones originales desde la década de 1870 hasta la de 1920, junto a otras diseñadas en exclusiva para esta recopilación que, según fuentes de la editorial, ofrecen "una oportunidad de descubrir de primera mano los cuentos originales y el excepcional arte visual que inspiraron".

Una introducción sobre el legado de los Grimm, breves textos introductorios a cada cuento y extensas biografías de los artistas en el apéndice completan esta recopilación.

El público al que se dirigía el primer volumen de cuentos de los Grimm, que vio la luz en 1812, no eran los niños, aunque tras su publicación los autores descubrieron el interés de los más jóvenes por sus historias.

Durante más de cuatro décadas retocaron sus narraciones para suavizar las partes más violentas, hasta la séptima edición, la última en vida de ambos hermanos, que apareció en 1857. La actual casa editora la ha elegido para esta nueva traducción de sus cuentos.

Con esta edición, Taschen ha pretendido ofrecer "un libro de alta calidad que pudiera ser un pilar clásico de la biblioteca de un niño, algo que fuese una fuente de fantasía y conocimiento en el paso hacia la adultez".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios