El realismo mágico de 'El Proceso' de Mora

  • La artista onubense plasma su experiencia personal en una colección de óleos que muestra en el 1900

La experiencia vital convertida en arte, sensaciones y sentimientos expresados a través de la pintura, mostrando una realidad, protagonizada por la autora, Inmaculada Mora, en doce secuencias, que conforman El Proceso, una colección de óleos, que se expone hasta el próximo 28 de febrero en el bar 1900, ubicado en la calle Garci Fernández 10, en Huelva.

Se trata de doce óleos, que se enmarcan en el realismo mágico, en los que Mora relata una experiencia personal, y lo hace paso a paso mostrando una etapa de su vida, que no es ajena al resto de los mortales. "Todos pasamos por lo mismo".

La artista onubense empezó a trabajar en este proyecto hace un año. Surgió en un momento en el que "no sabes ubicarte, no te sale nada como deseas y te paras a pensar: ¿qué estoy haciendo mal?, ¿por qué tengo esta incertidumbre, esta inseguridad?. Entonces "empiezas a mirarte a ti misma y a tu alrededor", y decidió plasmar esa experiencia y la consecuencia de la misma a través de la pintura. "Es una experiencia bonita", en la que predominan los sentimientos, por lo que espera que los que vean su cuadros se vean reflejados y se den cuenta de que "no estás solo, no sólo te pasa a ti, todo el mundo tiene dudas, miedo...".

En cada una de las obras ha intentado transmitir lo que ha sentido en cada momento, indicando que de la colección, los cuadros relacionados con el temor y el desapego fueron los que entrañaron más dificultad a la hora de pintarlos. Señaló que "me costó echar el miedo fuera" así como representar el sentimiento de desapego, la separación "de personas a las que quieres pero que no te aportan" y el desprendimiento de lo material.

A base de pinceladas, la artista onubense ha realizado un trabajo de introspección, que le ha permitido evolucionar como persona y además ha dado como resultado una colección pictórica dotada de una gran sensibilidad, que se ve complementada con poesías de Daniel Sánchez-Rodas.

Mora explicó que realizar esta colección le ha aportado "paz, tranquilidad, un conocimiento de mí que no tenía, una seguridad en mi misma, de estar aquí por algo y para algo, para un propósito en concreto, me ha ayudado a anclarme en mi personalidad".

Respecto a la técnica, ha optado por el óleo, "me gusta la fusión del color, la policromía", algo que queda patente en su obra, en la que está muy presente la naturaleza, "que es vital".

En la exposición la autora hace un recorrido por su experiencia personal partiendo de El Renacer -así se titula el cuadro-, un primer paso en el que encuentra "esa luz" en la que se quiere reflejar, pasando por El conocimiento, cuando empieza a crear su realidad en consonancia con su alma; El desamparo, El temor, La intuición, que pasa por dejarse guiar por el corazón, "que nunca se equivoca"; El desapego, su pasado queda atrás para empezar de cero; La duda, El abrazo, La visión, La transmutación, "bajo el amor todo lo puedes cambiar"; La luz y La esencia, el vínculo del ser con la tierra.

La pintora onubense quiere que El Proceso haga un recorrido por el mayor número posible de salas de Huelva y provincia, de ahí que del 1900, la exposición se trasladará al Rocataliata, donde permanecerá del 1 al 30 de marzo. También se podrá ver durante el mes de junio en la Casa Colón.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios