De puntillas por Cannes

  • El cine latinoamericano pierde presencia en la 64ª edición del Festival de Cine

El cine latinoamericano pasará este año de puntillas por Cannes, cuya selección oficial y secciones paralelas, completadas ayer, presentan una participación inusualmente modesta de filmes producidos en el subcontinente. Ninguna cinta en competición oficial, tres (de 19) en la sección Una cierta mirada, sólo la mexicana Días de gracia exhibida fuera de competición y algunas películas que salpican las secciones paralelas Quincena de Realizadores y Semana de la Crítica.

Ese es casi todo el resumen de una participación latinoamericana en el próximo Festival de Cannes (del 11 al 22 de mayo) que agrega la exhibición de algunos filmes más en su Cinéfondation, un "vivero" de cineastas para futuras ediciones. La sección oficial Una cierta mirada presentará este año la cinta del chileno Cristián Jiménez Bonsái, la obra del mexicano Gerardo Naranjo Miss Bala y la brasileña Trabalhar cansa, de Juliana Rojas y Marco Dutra.

Otro mexicano, Everardo Gout, con Días de gracia, completa la selección oficial de la 64 edición de Cannes en la que, a falta de nombres latinoamericanos, se verá en competición al español Pedro Almodóvar con La piel que habito y a Penélope Cruz como intérprete, junto a Johnny Depp, de la última secuela de Piratas del Caribe, que no concursa.

Al presentar la selección oficial de este año el delegado general del Festival, Thierry Frémaux, aseguró que "no hay continente perdedor" al aludir a la cantidad de filmes latinomericanos exhibidos en Cannes en relación a ediciones anteriores. "Un continente puede no estar en la selección oficial y sin embargo estar lleno de vitalidad", comentó Frémaux, aunque la modestia de la representación del cine latinoamericano en Francia coincide con un año "difícil" en las relaciones diplomáticas entre una potencia en cine como es México y el país anfitrión del festival.

A nadie se le escapa en Francia que el conflicto diplomático abierto entre México y París ha tenido sus consecuencias en la programación de los festivales y muestras que, del cine mexicano, se dan todos los años en territorio galo, aunque de su clara repercusión en Cannes nadie ha hablado de momento.

Javier Martín, miembro del Comité de Selección de la Quincena de Realizadores, dijo ayer que no advierte "para nada que haya habido una repercusión" del conflicto franco-mexicano en la programación de Cannes de este año.

En cine español, comentó, lo que probablemente sí ha habido es "una caída del volumen de producción", esperado como consecuencia del impacto de la crisis económica, que ha coincidido con lo que calificó de "el buen año del cine francés, y eso se ha notado en todas las secciones".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios