óscar higares - torero

"En cada proyecto, pongo toda mi ilusión"

  • No es difícil contar con su presencia fuera del ruedo. Ahora también dirige sus pasos a la interpretación con la serie 'Rocío, casi madre'

Su inquietud le mueve a estar en activo. Afronta con valentía cualquier oportunidad donde se vea capacitado para expresar su disfrute. Sin embargo, sus grandes pasiones las tiene en casa, sus hijas India y Martina, nacidas de su amor con Sandra Álvarez, la mujer que le da la vida desde 1991.

-Su personaje en 'Rocío, casi madre' es un 'playboy'. ¿Cree que tuvo que ver en su elección esa fama de conquistadores que han tenido siempre los toreros?

-No creo que mi personaje vaya de playboy... En principio, no va por ese camino. Es un tío algo despreocupado, divertido... Pero, a la hora de echar una mano a los demás, se puede contar con él. Quizás, coincido en su honestidad y en esa búsqueda constante de lo positivo. Procuro hacer lo que me apetece en cada momento, dentro del respeto hacia lo demás. Sólo pienso en pasármelo lo mejor posible, sobre todo, si ese tiempo lo empleo en mis hijas: poder verlas por la mañana, llevarlas al colegio...

-Con un papel fijo en una teleserie, no le quedará mucho tiempo para dedicarlo a su familia...

-Lo tengo más complicado. Durante la semana, estoy en Málaga grabando la serie y sábados y domingos intento relajarme en familia. Ellos están muy felices de verme tan contento.

-¿Cómo es el ambiente entre sus compañeros de reparto? ¿Se parece a las relaciones de la profesión taurina?

-La experiencia está resultando fantástica. Todo el equipo, desde los actores y técnicos hasta el director, son maravillosos. Me ayudan mucho y están muy pendientes de mí. Sí que se parece al compañerismo en la tauromaquia. Lo que se ve reflejado es también un trabajo en conjunto, donde siempre prima el respeto hacia el trabajo de cada uno.

-'El Club de Flo', 'Ana y los siete', 'Mira quién baila'... ¿Qué posee la televisión que tanto le atrae?

-La televisión es un medio en el que siempre me he encontrado a gusto. Intento aprovechar todas las oportunidades que me vienen para aprender lo máximo. Este mundo, al igual que el de la interpretación, tiene magia.

-Y esa inquietud, ¿tiene ya un camino planeado en su mente?

-En estos momentos, enfoco mi energía sobre mi personaje en Rocío, casi madre. Aunque, también dejo mi hueco para los toros, porque estoy en plena temporada. Pretendo compaginar en lo que pueda ambas facetas.

-El aficionado a la lidia podría pensar que ya no le interesan tanto los ruedos...

-Llevo toreando unos quince años desde mi alternativa. No estoy en el principio de mi carrera, me encamino ya hacia el final. Espero que mi trabajo en Canal Sur guste y, a su vez, que el público disfrute de lo que hago en el ruedo.

-La actividad le aporta felicidad, pero ¿dónde se siente más completo?

-En el presente. Siempre que afronto un proyecto, pongo toda mi ilusión. Y esos nuevos propósitos están compaginados con mi familia, mi profesión y todo lo que me rodea.

-¿Se enfrenta a la vida con el mismo ímpetu que ante un toro?

-Siento como el torero que soy. Me enfrento a la vida con toda mi fuerza, ilusión y miedo. Pero siempre buscando el triunfo y el disfrute personal. Busco ante todo lo que me motive personalmente y, con ello, intento que los demás disfruten tanto como yo lo hago.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios