Argentina. Cantaora

"La primera condición que debe tener un artista flamenco es la afición"

  • La onubense abrirá la programación el sábado en la plaza de las Tendillas de Córdoba con un concierto centrado en su disco 'Sinergia'. Estará acompañada por una amplia formación.

Argentina (Huelva, 1984) es este año la protagonista de la inauguración de La Noche Blanca del Flamenco. La artista, en cuya discografía figuran títulos como Un viaje por el cante o Sinergia y que prepara el lanzamiento de su nuevo álbum, actuará el próximo sábado en la plaza de las Tendillas de Córdoba a partir de las 22:30.

-¿Cómo ha planteado el espectáculo?

-Me hace mucha ilusión abrir La Noche Blanca del Flamenco, en la que han estado artistas muy grandes como Enrique y Estrella Morente, Sara Baras... Es un privilegio y a la vez una responsabilidad muy grande. Pero es algo que me gusta y además el día antes es mi cumpleaños... Lo estamos preparando con muchas ganas. Vamos a hacer Sinergia y habrá alguna sorpresa.

-¿Recuperará temas de trabajos anteriores?

-Puede que meta alguna letra...

-¿Quiénes la acompañan sobre el escenario?

-Tres guitarristas: Bolita, que es mi productor y guitarrista habitual, Eugenio Iglesias, de Sevilla, y Santiago Lara, de Jerez como Bolita; la percusión de José Carrasco, cuatro palmeros, violín y violonchelo. En el espacio en el que actuamos, la plaza de las Tendillas, pega un espectáculo grande, una buena compañía.

-Usted participó en la edición de 2013. ¿Qué recuerdos tiene de aquella ocasión?

-Antes de estar como artista, el año anterior había estado como público, como aficionada, con mi mapa para saber lo que tenía que ver, y me encantó, no me perdí nada. Desde el primer año en que se hizo ya tenía ganas de ir a Córdoba a verlo y a vivirlo. En 2013 canté a las tres de la mañana, se escuchaba el murmullo de la gente, que estaba ya más a gusto, por decirlo de alguna manera... Tengo muy buen recuerdo, disfruté mucho.

-Se cumplen diez años de la publicación de su primer disco. ¿Cómo analiza su evolución artística en este periodo?

-Es verdad, de eso no me había dado cuenta... La verdad es que ha ido todo sobre ruedas, como deseábamos. Yo tenía 22 años cuando salió el disco, un 6 de junio, y desde entonces he aprendido bastante, si bien me queda mucho por aprender. He evolucionado y gracias al día a día, al escenario, que es muy importante, he cogido tablas y sobre todo seguridad. El estudio es fundamental, no hay que dejarlo nunca.

-Recientemente ha hecho público el título de su próximo disco, La vida del artista. ¿Qué va a representar este trabajo en su trayectoria?

-Lo voy a resumir, ya que todavía no queremos contar mucho... Próximamente contaremos nuevas cosas. Está en la misma onda de Un viaje por el cante y Sinergia, flamenco tradicional pero... con sorpresas. Va a ser un homenaje al artista, en general. Saldrá quizá a principios del año que viene.

-¿Cómo se le presenta el verano?

-Muy bien. El 25 de junio vamos a estar en Toulouse, coincidimos con la Eurocopa... Es un proyecto que estamos rodando poco a poco, Como un corazón, de músicas del rock americano versionadas por cantaoras flamencas como Rocío Bazán, Sandra Carrasco, Rosario La Tremendita, Rocío Segura... Yo hago el Pequeño vals vienés que en su momento grabara Enrique Morente. La verdad es que es un proyecto muy interesante.

-Usted ha actuado en varios países. ¿Cómo se vive el flamenco fuera de España?

-Se recibe bastante bien, yo creo que incluso lo quieren o lo apoyan más que aquí, no sé por qué... Saben que es una música de raíz, muy rica, que tiene mucha calidad, y se quedan un poco fascinados, sobre todo con el baile, que es lo que más triunfa fuera, y también con la guitarra... A nosotros el tema del idioma nos condiciona mucho, aunque no es un problema. Aunque yo no entienda canciones en otros idiomas, me dejo llevar porque me gusta la música. Cierro los ojos y me da igual lo que digan: me transmite la música. Y el flamenco a los extranjeros les llega de esta manera: es una música que llega al corazón. Cada palo es un sentimiento.

-¿Cómo ve usted la presencia actual de la mujer en el flamenco?

-Mejor que nunca. Somos muchas mujeres las que hoy en día estamos dejando nuestra huella poco a poco y los hombres saben que estamos ahí, al poder..., sin quitarle el sitio a nadie porque todo el mundo tiene su sitio y no hay que quitárselo a nadie. Pero cada vez somos más. También en las escuelas se puede percibir que cada día hay más niñas.

-Y en cuanto a las cantaoras de su generación, ¿cómo está el nivel?

-Yo lo veo muy bueno, y la gente muy interesada por aprender. Eso es lo más importante: la afición. La primera condición que debe tener un artista a la hora de dedicarse al flamenco es la afición. Y a partir de ahí, construir. La voz se va haciendo poco a poco, es un músculo que se va desarrollando.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios