"Cada uno de mis párrafos es el compás de una sinfonía completa"

El novelista Andrés Pascual combina historia, música, amor, aventura y viajes en El compositor de tormentas. La obra, publicada por Paza & Janés, narra las andanzas de un joven genio de la música que, fascinado por la magia de Versalles, acabará por formar parte de la orquesta del Rey Sol. El protagonista, que deberá cumplir la orden de Luis XIV, tratará de transcribir la melodía del alma y poder descubrir la fórmula alquímica que le desvele los secretos del universo.

-Se define como "amante de la música", de hecho toca el piano y es cantante de rock. ¿Qué papel juega la música en la novela?

-Es algo absolutamente esencial. La música es la aventura misma, el hilo conductor de la trama y el fin que buscan muchos de los personajes. Además, he redactado todo de manera que cada párrafo se convirtiera en el compás de una sinfonía completa.

-¿Cómo surgió la idea de la novela?

-El resumir la idea en una frase tal como que el Rey Sol mandara a un músico a transcribir la melodía del alma me salió casi por generación espontánea. En principio no sabía ni qué era esa melodía, ni a dónde lo iba a mandar el rey ni que acabaría en Madagascar. Lo único que tenía muy claro es que la música sería la esencia del libro.

-¿Qué es la melodía del alma?

-De los cuatro millones de palabras que dejó escritas Newton -que es uno de los protagonistas-, tres millones estaban dedicadas a la alquimia. Él buscaba a través de la magia respuestas inexplicables mediante la experimentación terrenal. Según Newton, Dios había esparcido gotas de conocimiento en los libros sagrados y en la naturaleza, entonces, la melodía del alma sería uno de esos enigmas colocados por Dios en algún sitio y que permitiría desentrañar los secretos del universo. La melodía del alma sería la transcripción de la composición del alma pura antes de fundirse con el cuerpo y empezar a corromperse.

-El libro tiene contenido histórico, ¿cómo ha sido el proceso de documentación?

-Como no es una novela histórica, no pensé que me fuera a conllevar tanto trabajo, pero lo cierto es que se sitúa en el pasado y requería un estudio intenso de los perfiles de los personajes porque muchos son reales. Estudié la vida de Luis XIV, viajé a Madagascar, Versalles... incluso acabé encontrando maquetas en museos de París que me daban ideas para el tiempo de persecución en las calles, porque en eso sí soy muy riguroso.

-Combina amor, asesinatos, persecuciones...

-Sí, he intentado hacer una obra al modo de los clásicos. Una novela de aventuras en la que ocurrieran muchas cosas y que estuviese llena de sorpresas, pero a la vez compatibilizarlas con una trama romántica. El amor apasionado es muy trepidante y te da muchos brochazos de intensidad. Lo que espero es haber llenado la novela de texturas, pero sin perder la trama aventuresca.

-¿Qué le ha supuesto ser finalista del Premio Ciudad de Torrevieja?

-Este premio es un empujón fantástico para cualquier autor porque te da la oportunidad de llegar antes a más lectores y que recomienden tu libro. Pero lo más importante para mí ha sido la inyección de ilusión que me ha supuesto el galardón, el cual te dota de confianza a ti mismo y te da fuerzas para embarcarte en futuras aventuras literarias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios