Crítica de Cine

Dos mujeres

'carol'

Cines Aqualon Puerto Huelva.- Producción: Estados Unidos, 2015. -T.O.:Carol. - Duración: 118 minutos. -Dirección: Todd Haynes. -Guión: Phyllis Nagy basado en la novela de Patricia Highsmith. - Fotografía: Edward Lachman. -Música: Carter Burwell. -Montaje: Alfonso Gonçalves. - Intérpretes: Cara Blanchett, Rooney Mara, Kyle Chandler, Jake Lacy, Sarah Pualson, John Magaro, Carrie Brownstein, Cory Michael Smith, Kyle Chandler

Entre los muchos atractivos que posee esta película, uno de los más llamativos para mí reside en el logro por parte de su director, Todd Haynes de recrear en la pantalla el tiempo en que se suceden los acontecimientos. Es decir, haber estudiado a fondo la época en la que se desarrollan los hechos para recopilar todo tipo de imágenes con el propósito de captar en la pantalla el contexto de la realidad. El resultado es que Carol parece haber sido rodada en los años en que sucede esta relación entre las protagonistas. Es innegable que la expectación de su estreno se debe a esas nominaciones para los inmediatos premios Oscar, tras haber logrado cinco nominaciones a los Globos de Oro, nueve a los premios Bafta, el premio a la mejor actriz en el Festival de Cannes y siete premios más y otras distinciones que harían muy larga la relación.

Carol es una mujer acomodada que pasa por un momento desgraciadamente decisivo en su matrimonio. Conoce a Therese, que trabaja en unos grandes almacenes de Manhattan. Una ocupación nada atrayente para ella que tiene ideales artísticos y vocación de fotógrafa. Desde el primer momento se establece una mutua atracción por distintos motivos. Entablan amistad en una relación cada vez más estrecha y de intensidad más sensual. Carol se debate entre sus contactos con Therese, los enfrentamientos con su marido en trance de divorcio y la custodia de su hija. Cuando se duda de la capacidad de Carol como madre y se descubre su amistad con Therese, todo se complicará de manera dramática y tanto una como otra habrán de decidir sobre el futuro de sus relaciones.

La película, que con tanta presteza en la ambientación nos traslada a los años cincuenta del siglo pasado, prueba además la dificultad de unas relaciones como las que protagonizan Carol y Therese en aquellos tiempos. Fiel a la novela, única autobiográfica en la copiosa obra de Patricia Highsmith (publicada bajo seudónimo), una de las autoras -sino la más- más adaptadas al cine, el relato vibra entre el deber y la culpa con tintes románticos e intensamente dramáticos. El director, Todd Haynes, que ha frecuentado estos temas, como vimos en Lejos del cielo (2003), esgrime actitudes actuales para la visión subrepticiamente crítica de hechos de otros tiempos.

En todo hay una muy acertada recreación del pasado como ese fugaz y sencillo homenaje al gran Billy Wilder con una brevísima escena de Sunset Boulevard (1950), en España titulada El crepúsculo de los dioses, con Gloria Swanson y William Holden. Y lo es, también en la música ya que la banda sonora abunda en canciones de la época. Therese regala a Carol un disco de Teddy Wilson y Billie Holiday. El tono de melodrama clásico de la historia, la sutil calidez de los momentos más íntimos y sobre todo la espléndida actuación de las protagonistas, la sensual Cate Blanchet y la delicada sensibilidad de Rooney Mara, ambas nominadas para el Oscar, lo mejor de todo.

Quiroga

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios