La mujer cubana en la escultura

  • Una exposición compuesta por sesenta obras de la colección Viñas-Gil llega al Museo · Es la más valiosa y completa colección de fuera del territorio cubano, comparable a la del Museo de La Habana

Comentarios 2

El Otoño Cultural Iberoamericano tuvo ayer una jornada bastante intensa, que comenzó en la Fundación Caja Rural del Sur,  donde se dieron cita organizadores y patrocinadores de este evento para ponerlo en marcha. José Luis García Palacios, presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, aseguró ayer que se sentía satisfecho porque después de tres años el Otoño Cultural Iberoamericano sea una actividad asentada en Huelva y que tiene su proyección en Sevilla. "Un proyecto -dijo- es realidad gracias al esfuerzo e ilusión con el que todos trabajan", por lo que espera que el público lo acoja de la misma forma. Adelantó que mientras este año las actividades están dedicadas a Brasil, el próximo será a Perú.

Una presentación que dio paso por la tarde a la inauguración de una interesante exposición de esculturas de la mujer cubana, organizada por la Autoridad Portuaria de Huelva y la Fundación Caja Rural del Sur, que fue inaugurada por el presidente de la Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios; el delegado de Cultura, Juan José Oña; el director comercial de la Autoridad Portuaria, Juan José Blanco, y la directora del Museo, Juana Bedia.

La mujer cubana es una selección de esculturas pertenecientes a una importante colección de arte, la de Viñas-Gil, de La Roda (Albacete). Las sesenta esculturas que se muestran se pueden ver en dos salas del Museo de Huelva. Realiza un recorrido por aspectos relacionados con la mujer como la maternidad, la familia, la sensualidad, el desnudo y otros propiamente cubanos como los aborígenes, las danzas, las gorditas o el negrismo. El propietario de la colección, José Julián Viñas, asegura que es una muestra novedosa. "La escultura cubana es muy poco conocida, a pesar de la gran influencia de los escultores españoles, por lo que creo que será muy bien acogida en Huelva", señala.

En la colección se encuentran obras de todos los escultores más representativos de la vanguardia cubana hasta nuestros días, obras en su mayoría catalogadas, por haber sido expuestas en los salones o exposiciones realizadas en La Habana y reproducidas en publicaciones y periódicos de esos años.

Según la catedrática de arte de Historia del Arte de la Universidad de La Habana, María de los Ángeles Pereira, "se incluyen piezas de connotados exponentes de un quehacer de corte más bien tradicional, apegado a la norma estética académica, pero de indiscutible valía en el contexto nacional".

Sobresalen como parte esencial de esta colección algunas piezas que pudieran considerarse clásicos de la vanguardia escultórica cubana y que son igualmente abarcadoras en términos de historicidad. Mientras que Ernesto Cardet Villega, curador de la Colección del Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, señala que "la colección de esculturas cubanas Viñas-Gil es la más valiosa y completa fuera del territorio nacional, comparable con la del Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana y en ciertas etapas cronológicas la supera".

Las actividades del Otoño Cultural  continúan hoy en el salón de la Fundación Caja Rural del Sur, donde a las 21:00 ofrecerá un concierto el saxofonista Leo Gandelman, acompañado al piano de María Teresa Madeira.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios