Una muestra reúne ilustraciones de El Rocío de 'Platero y yo'

  • La casa museo Zenobia Juan Ramón Jiménez, en Moguer, acoge la exposición conformada por una veintena de dibujos

El intenso programa de actividades en torno a la conmemoración del Año Platero tuvo uno de sus actos más emotivos y multitudinarios en la sala de exposiciones de la casa museo Zenobia Juan Ramón Jiménez, con la inauguración de una exposición que recopila distintas visiones que pintores y artistas gráficos han dado al capítulo El Rocío de Platero y yo. Aunque no se trata de uno de los textos que más han llamado la atención de los dibujantes, se han conseguido localizar una veintena de ilustraciones que componen una deliciosa muestra cuyo principal promotor ha sido el secretario de la hermandad del Rocío de Moguer, Juan de Dios Montoto, que ha contado para este interesante proyecto con la decisiva colaboración de varias técnicas de la Fundación Zenobia Juan Ramón Jiménez.

Los detalles sobre los que centran su mirada los artistas a la hora de ilustrar este capítulo son variadas, unas veces son carros, otros la Virgen (a veces confundida con la de Montemayor) o el mismo Platero mostrando sus habilidades de arrodillarse, lo que ofrece una visión bastante diversa en cuanto a enfoque, sensibilidad o realismo.

El alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, dio la bienvenida a la amplia representación de la ciudad de Almonte que acudió al acto, y que encabezaban el presidente de la Matriz, Juan Ignacio Reales, y su secretario y también director de la revista Exvoto, Santiago Padilla.

El primer mandatario local destacó la estrecha relación y el cariño que los moguereños sienten hacia la Virgen del Rocío y su romería, y agradeció tanto a la Matriz como al Ayuntamiento de Almonte el reconocimiento que ambos realizaron hacia la familia rociera de la ciudad del poeta, recuperando hace unos meses el nombre de la calle Moguer en el real del Rocío, una calle por la que llevan transitando los peregrinos moguereños más de 400 años para encontrarse con la Blanca Paloma.

A continuación intervino el director de la Fundación del Nobel, Antonio Ramírez Almanza, que explicó las claves literarias del capítulo XLVII de Platero y yo, en el que Juan Ramón describe la entrada en Moguer de las carretas de la Hermandad del Rocío que regresan de la romería y "traen el rumor del lejano bosque de Doñana...".

Por su parte, los representantes de la Matriz de Almonte, agradecieron la iniciativa de la hermandad moguereña y de la Fundación, y se mostraron orgullosos de que su romería de Pentecostés inspirase uno de los capítulos de la obra más universal del Nobel.

También tuvo palabras de sincero afecto tanto hacia la Fundación como hacia la Matriz, el hermano mayor de la filial, Manuel Morales, quien agradeció asimismo al Ayuntamiento de Moguer la colocación en la fachada de la casa hermandad de un azulejo con el hermoso texto que el poeta dedicó al Rocío.

El secretario de la hermandad moguereña, Juan de Dios Montoto, comentó que con la organización de esta muestra se ha querido de alguna manera agradecer a Juan Ramón que haya inmortalizado la entrada de las carretas de la filial moguereña y el hecho de que, gracias a la difusión de Platero y yo, esta estampa sea conocida por los lectores de todos los continentes.

La concejala de Cultura de Moguer, Lourdes Garrido, participó en el acto dando lectura, como no podía ser de otra manera, al capítulo El Rocío protagonista de este nuevo acto de homenaje a Juan Ramón y Platero y yo en el centenario de su primera edición.

Como complemento a la exposición los asistentes tuvieron también la oportunidad de conocer el último número de la revista de investigación historiográfica Exvoto, que promueve la Hermandad Matriz de Almonte, y en la que se abordan temas inéditos para poder avanzar en el conocimiento de la mayor romería del mundo.

La revista tiene un recuerdo especial para el centenario de la elegía andaluza, y por supuesto para el capítulo El Rocío, con artículos de investigación sobre las ilustraciones, y con una reflexión de Antonio Ramírez, que acerca a la colección de Plateros que conserva la Matriz, perteneciente al fondo Juan Infante Galán, gran admirador de la obra juanramoniana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios