Rafaela Carrasco. Directora del ballet flamenco de andalucía

"Hay que mirar atrás para saber qué somos y poder ver el futuro"

  • Estrena hoy en el Generalife la obra 'Tierra-Lorca', que durante treinta noches explorará la faceta más musical del universal poeta de Fuente Vaqueros

Rafaela Carrasco (Sevilla, 1972) representa la renovación y evolución del flamenco. La bailaora posee la capacidad de unir a distintas generaciones en sus espectáculos. Gran conocedora del flamenco y la danza española, Carrasco ha sido alumna de grandes maestros como Merche Esmeralda, El Güito y Ana María Bueno. En 2013, la coreógrafa se encargó de la dirección artística del Ballet Flamenco de Andalucía. Tras recrear el alma popular de Federico García Lorca en su espectáculo Anda Jaleo, ahora regresa para explorar el cancionero de la Vega granadina en el espectáculo Tierra-Lorca. Cancionero popular, que estará en escena desde hoy hasta el 27 de agosto. El espectáculo se verá en la Bienal de Sevilla el 19 de septiembre.

-El ciclo de Lorca cumple 15 años y este es su segundo año en la dirección artística del Ballet Flamenco de Andalucía. ¿Qué tiene la figura y obra de Lorca para que tantos años después se sigan descubriendo y explorando facetas suyas?

-Lorca tiene mucho para decir y contar y cada uno de nosotros puede aportar una visión distinta de su trabajo. En esta ocasión no profundizamos tanto en su obra, exploramos su parte más popular, sus canciones populares de 1931.

-¿Quedan facetas de Lorca aún por explorar o descubrir?

- Es cierto que Lorca está muy visitado en el mundo entero y desde el flamenco se analiza mucho su palabra y su obra. Pero cada uno de nosotros aportamos una forma distinta de entender esa poesía y ese trabajo.

-¿Qué se va a encontrar el público en este nuevo ciclo?

-Es un espectáculo sobre todo muy visual, hay mucho flamenco, mucho colorido. Lo mas interesante es su apartado visual, su escenografía con diez pantallas enormes con proyecciones de imágenes que acompañarán las coreografías.

-¿Por qué eligió algunos de los temas que Lorca grabó en 1931?

-Porque queríamos explorar más su faceta musical, y poder trabajar con la figura de La Argentinita me apetecía bastante. Queríamos alejarnos un poco de su obra, de su palabra, para analizar esta otra faceta que para él era muy importante.

-En el espectáculo se utiliza un piano muy similar al que Lorca usó en 1931.

-Sí, usamos un piano de pared similar al que usó en sus grabaciones con La Argentinita para poder rememorar su figura de una manera mas cercana.

-¿Cómo se acerca el flamenco del pasado a la nueva generación de espectadores?

-Nosotros lo que hacemos es versionar esas piezas antiguas desde una visión más actual, con música creada ahora. Hay un punto de encuentro entre 1931 y nuestro tiempo, refrescando esas canciones para que puedan seguir estando en el oído de gente nueva, que se acerca al flamenco por primera vez.

-Lorca llegó a decir que "Granada está hecha para la música porque es una ciudad encerrada, una ciudad entre sierras".

-Granada es especial toda ella, es cierto que de aquí salen artistas muy buenos y preparados. Granada tiene un estilo muy concreto en el baile, cuando se ve un bailaor de Granada se le reconoce perfectamente, pese a que todo está muy globalizado.

-¿Diría que en el flamenco cobra una importancia mayor la memoria histórica musical?

-Desde mi punto de vista hay que saber de dónde venimos para saber hacía dónde vamos. Nosotros somos el resultado de un flamenco muy clásico y tradicional. Hay que mirar atrás para saber qué somos y poder ver el futuro.

-Hace unos años hablaba del reto que suponía ponerse al frente del Ballet Flamenco de Andalucía. ¿Sigue sintiendo esa presión a día de hoy?

-Esa presión no se quita nunca. Cada espectáculo que se hace es una responsabilidad enorme, y todavía más con una compañía pública, que es al fin y al cabo la compañía de todos.

-¿Qué es más importante a la hora de configurar un espectáculo, contar una historia o que ésta exprese emociones?

-Es un conjunto de todo, se debe encontrar el equilibrio. Hay que hacerlo digerible para el público entendido del flamenco y los que no son entendidos. Tiene muchas parcelas que se deben cubrir en el trabajo previo.

-Como espectadora, ¿qué siente viendo un ciclo como este?

-Gratitud al poder recibir cosas que me emocionen por dentro. Espero que el público que pueda venir a vernos sienta lo mismo.

-¿Existe algún límite en la evolución del flamenco?

-Por suerte no hay límites. Cada vez que miras atrás y buscas en la historia del flamenco siempre se ha tenido el miedo de que se pierda su esencia. Es una forma de expresión y una necesidad del ser humano, y es algo que seguirá avanzando y se seguirá utilizando para transmitir. No ha tenido límites hasta ahora y todos los que estamos aquí seguiremos siendo libres para explorar nuevas vías.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios