La lacra de nuestro tiempo

Multicines Al Andalus Punta Umbría.- T.O.: 'The company men'.- Producción: Estados Unidos, 2010.- Duración: 104 minutos.- Dirección y guión: John Wells.- Fotografía: Roger Deakins.- Música: Aaron Zigman.- Montaje: Robert Frazen.- Intérpretes: Ben Affleck, Chris Cooper, Kevin Costner, Maria Bello, Tommy Lee Jones, Rosemarie DeWitt, Craig T. Nelson

Con cierto retraso con respecto a su estreno en España, poco más de un mes, nos llega a esta sala de Punta Umbría una película que aborda una gran lacra de nuestro tiempo, ese terrible problema de nuestros días: el paro, la falta de empleo, el despido de un trabajo. En este caso John Wells, autor también del guión -realizadro de la famosa serie El ala Oeste de la Casa Blanca (1999)-, evidencia de una forma realista la cruda realidad que aqueja a muchos ejecutivos de las grandes empresas afectadas por la crisis económica. Es más sensible, aunque todas sean dolorosas, cuando aflige a personas como el protagonista de The company men y otros compañeros, acostumbrados a una vida acomodada, lujosa y donde nos se privan de nada.

Así los tres personajes de esta historia que encarnan Ben Affleck, Tommy Lee Jones y Chris Cooper, son altos cargos de un holding empresarial que, amparado en supuestas pérdidas, decide despedirlos. Ellos, que viven plenamente el sueño americano, disponen de un envidiable trabajo, poseen confortables mansiones y automóviles deslumbrantes en sus garages, se ven obligados penosamente a replantearse sus vidas como hombres, como maridos y como padres de familia.

El director ahonda de frente y sin concesiones en esa gran frustración de una clase privilegiada que hace decir al personaje llamado Bobby Walker: "La idea de que un día vas a ir hacia atrás, que vas a bajar de escala, puede resultar terriblemente vergonzoso". Y Bobby, como tantos otros, se ve obligado a pasar del lujo exagerado a la necesidad de buscar un trabajo sea cual sea para hacer frente a los elevados gastos que tiene contraídos. El contraste entre esas necesidades perentorias y las estrategias financieras que permiten que los componentes del consejo de administración consigan astronómicos beneficios, es un contrapunto que cuantifica las evidencias.

John Wells, guionista que debuta en el largometraje, no exagera el discurso, naturaliza los rasgos y agiliza los elementos realistas del relato aunque a veces la retórica sea inevitable y pese en el ritmo de la narración. Pero tiene a su favor la resolución efectiva de los intérpretes que se esmeran en expresar justamente los grandes problemas profesionales que viven, los efectos familiares y morales. En suma la dramática situación a la que se ven abocados. Otras disgresiones sobran y no vienen a cuento aunque más de un espectador piense en ello. Además me parece una oportuna reflexión sobre el reciclaje laboral que muchas veces cabe plantearse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios