crítica cine

Cuando la identidad es una utopía

Comentarios 1

nombre espectáculo

CONCIERTO. Gloria R.V. 589 de Vivaldi y Concierto para trompeta de Haydn. Gómez, Ogueta, Garrido, Asociación Coral de Sevilla y Orquesta de Jóvenes Onubense. Dirección: Jesús Becerra. Casa Colón. 23 de abril. Nueve de la noche.

El arte y la cultura no son como los negocios, donde todo cambia astutamente según las conveniencias. Una orquesta se define con solidez y estabilidad y representa aunados propósitos e inquietudes de la ciudad a la que se imbrica. Ha pasado un año desde la presentación oficial de la Orquesta de Jóvenes Onubense y persiste una falta de acoplamiento y desafinaciones. La plantilla que hubo este 2016 no es la del año anterior: faltaban los oboes y los clarinetes, así como ese potencial tímbrico que demanda una formación instrumental bien representada (familia de la percusión). Solidez y estabilidad significa que hay que explotar a los músicos autóctonos en ensayos prolongados y pacientes, y no contratar a instrumentistas de otras provincias de cara a un gran concierto.

Si una orquesta aspira a tener personalidad, debe hacer programas donde se la escuche al pleno. Abundan sinfonías, suites y poemas sinfónicos no muy complejos y de autores célebres que marcarían una trayectoria incipiente. El repertorio concertístico y la presencia coral no contribuyen al progreso de una orquesta que empieza a darse a conocer. Tampoco es propio de una orquesta hacer un repertorio no clásico que está concebido para bandas y con un valor incidental. Esto no da los mimbres de un conjunto de tales características. Además, es de suma importancia la promoción: del mismo modo que otros tipos de música se nutren con actividades alternativas en paralelo, esto debe ocurrir con la clásica. No nos engañemos con ese terrible prejuicio que arrincona la buena música en un espacio cada vez más reducido. Se hace imprescindible hacer afición llegando a todos los ámbitos de Huelva. Un veinte por ciento de aforo en la Casa Colón dice algo que no debe dejarnos indiferentes.

Con independencia de lo referido, el Gloria R.V. 589 de Vivaldi tuvo un estimable resultado. Ejemplo, el Et in terra pax, que se matizó con reguladores en su amplio desarrollo, y el Domine Deus, Agnus Dei, donde la alternancia con la contralto mostraba un buen trabajo. La Asociación Coral de Sevilla es un conjunto cuyo estilo evoca el de los grandes coros de teatros operísticos de los años sesenta, de canto expresivo, con vibrato; se apreció agudos limitados en los tenores y desafinaciones en las contraltos. Aurora Gómez es una cantante de grandes recursos, aquí un poco grandes para el Barroco y María Ogueta resultó idónea en su solo; a dúo la corpulencia de Aurora eclipsaba pasajes del Laudamus Te. La flauta travesera, en vez del prescrito oboe para el Domine Deus, rex coelestis, y un órgano como bajo continuo favorecieron mucho la interpretación.

El Concierto para trompeta de Haydn mostró manifiestas desafinaciones entre el solista y la orquesta, sobre todo en el tercer movimiento. El Andante se tocó muy rutinariamente, desaprovechando la intrínseca sensibilidad de la cuerda. Francisco Garrido mantuvo el tipo, pero había frases en las que las notas de cierre no sonaban. Se prescindió de los dos oboes prescritos por Haydn.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios