Tres historias amorosas

CineBox Aqualon Puerto Huelva.- T.O. 'Manuale d'amore 3'.- Producción: Italia, 2011.- Duración: 127 minutos.- Dirección: Giovanni Veronesi.- Guión: Giovanni Veronesi, Ugo Chiti y Andre Agnello Fotografía: Tani Canevari.- Música: Paolo Buonvino.- Montaje: Patrizio Marone Intérpretes: Robert de Niro, Monica Bellucci, Carlo Verdone, Donatella Finocchiaro, Riccardo Scamarcio, Laura Chiatti, Michele Placido, Valeria Solarino, Emmanuelle Propizio.

No tendríamos en nuestra cartelera una película italiana, como de hecho ocurre frecuentemente, sino viniera precedida de un éxito notable de taquilla en su país. Y lo curioso es que siempre que esto ocurre nos topamos con los tópicos habituales de esta cinematografía más comercial, porque la de más calidad sistemáticamente no nos llega. Y así estamos tanto en ese cine de episodios o de varios capítulos, que tanto se ha prodigado en esa cinematografía desde antiguo como en las continuaciones, secuelas o intentos de explotación de un triunfo taquillero anterior.

Este tercer manual de amor cuyos precedentes nos llegaron en 2005 y 2007, siempre dirigidos por el realizador Giovanni Veronesi, no es más que la consecuencia de un suceso en la taquilla italiana que aquí también lo fue aunque más relativo. Una nueva entrega coral con el mismo esquema en torno a tres edades diferentes del amor. En una un ambicioso abogado de una pequeña localidad de la Toscana vive ciertas desventuras sentimentales. La otra nos cuenta como un popular presentador de televisión cae en las redes de una mujer fatal. Y la tercera, que interpretan las grandes estrellas del reparto, Robert de Niro y Monica Belluci, encarnan a una pareja cuya diferencia de edad plantea serios problemas para formalizar una relación amorosa.

El hilo conductor, nada original, de estas aventuras amorosas, es un taxista, llamado Cupido, detalle que da idea de la superficialidad argumental del producto que no hace ni más ni menos que reiterar los lugares comunes que ya nos brindaban las películas precedentes. La única razón de esta secuela del inicial Manuale d´amore, una especie de lecciones de amor en varias entregas, no es más que aprovecharse del notable éxito de aquel, más por las simpatías que se desprendían del tratamiento del tema, que por su acierto cinematográfico.

Algo que queda bien patente en esta tercera parte en la que volvemos a diversos planteamientos amorosos. En ellos permanecen indemnes tanto la estructura narrativa como sus presupuestos argumentales. Son visiones diferentes del amor que puede generar pasiones, arrebatos, celos, felicidad y emociones, pero también dramas, problemas y sufrimientos. En suma una disyuntiva entre la alegría y el drama. La realidad es que en la película, en el fondo, todo queda como muy dulcificado y suavizado por el amor, con frecuentes rasgos de humor unos de mayor alcance que otros. Junto a la seductora belleza de Monica Bellucci destaca la personalidad interpretativa de Robert De Niro, protagonizando el mejor episodio de los tres y las más apreciables actuaciones, aunque el resto responden al tono exigido por la naturaleza del film.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios