música I Festival Internacional de Música en Barco

Las guitarras toman la ría

  • El festival Popa lleva hoy hasta la cubierta de un transbordador su apuesta por los grupos onubenses y la música en directo en Huelva · La iniciativa nace con vocación de continuidad y con el éxito asegurado

Qué mejor escenario en Huelva que la cubierta de un barco en la ría. Esa fue la chispa que prendió la idea hace apenas unas semanas, y que en muy poco tiempo se ha convertido en una iniciativa pionera de éxito. Hoy se materializará -si la lluvia no lo aplaza- para regocijo de un centenar de amantes de la música. Es el Popa, el I Festival Internacional de Música en Barco, una reivindicación particular por el sonido en directo en Huelva y una clara apuesta por las bandas locales actuales.

Cinco grupos de pop y rock onubenses actuarán esta tarde en un transbordador mientras navega. A las 19:00 partirá la embarcación del Muelle de Levante cargada de músicos y público. Y el espectáculo no parará durante un largo paseo por la ría, sin escalas, hasta bien entrada la noche. Porque también habrá canciones enlatadas por tres pinchadiscos que pondrán el colofón al día, cinco horas después. La diversión está asegurada.

Miguel Montaner es el promotor. Ha tirado de amigos y conocidos para formar el cartel, netamente onubense, con cuatro formaciones de la capital (El Aceituno y los mutantes de Güervayó, Supersuecas, delbosque y Rafa y los Përez) y una de El Rompido (Los malos); además de dos dj's de Huelva (Concha&Marcos y Gafapista) y otro de Isla Cristina (Fredi Vaz). La aportación internacional, por el momento, tendrá que esperar.

"En realidad todo partió casi como una fiesta entre amigos. Luego la idea fue tomando cuerpo y terminó convirtiéndose en un festival en toda regla. La expectación que se ha creado y la demanda de entradas nos ha sorprendido a todos. Parece que va a ser un éxito", confiesa Montaner.

El lleno está asegurado. Su poder de convocatoria en las redes sociales ha sido espectacular. Y su promoción en bares de la capital y a través de diversos colectivos amigos. Detrás está también el trabajo, de Serodiel, una empresa joven y atrevida de Huelva, y la plataforma cultural Plocc.

Hasta los grupos han preparado sus grabaciones y camisetas para vender entre los asistentes. Es de lo que se trata: apoyar a la difusión de la música onubense. De ello se beneficiarán en esta ocasión veteranos de la escena como El Aceituno o esperados debutantes como Rafa y los Përez, además de Supersuecas o Los malos, ya unos clásicos.

El Popa tuvo un precedente hace tres años, en el mismo barco y con música en directo de Supersuecas. "Entonces fue una reunión particular; amigos con ganas de pasarlo bien y escuchar música en un sitio único. Ahora retomamos aquella idea y le dimos más entidad, con ganas de abrirlo más al público y ayudar a promocionar algunos grupos", cuenta Miguel Montaner.

Las bandas no cobrarán por sus actuaciones pero los promotores, deja claro, tampoco ganarán nada. "Se trata -asegura- de que se autofinancie con las entradas. Es también una manera de demostrar que en Huelva se pueden hacer cosas si alguien se lo propone, y sin necesidad de recibir subvenciones".

Aún pendiente de celebrar esta primera edición, el Popa ya mira al año que viene. "Esto no acaba aquí", afirma Montaner. La intención es continuar con un segundo festival en barco, y para ello ya se están dando pasos para subir un escalón más. Ante todo prima el deseo de promocionar la música hecha en Huelva, enriquecer la oferta cultural de la ciudad y crear un nuevo espacio de diversión. "No tenemos nada asegurado pero intentaremos hacer algo parecido, mejorando todo lo que podamos", adelanta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios