La guerra de los cristeros

Multicines Al Andalus Punta Umbría.- Producción: México, 2012.- T.O.: 'For greater Glory'.- Duración: 145 minutos.- Dirección: Dean Wright.- Guión: Michael Love.- Fotografía: Eduardo Martínez Solares.- Música: James Horner.- Montaje: Richard Francis-Solares.- Intérpretes: Andy García, Catalina Sandino Moreno, Oscar Isaac, Mauricio Curi, Bruce Greenwood, Peter O´Toole, Eva Longoria, Rubén Blades

Una de las más inolvidables referencias de la tristemente célebre "guerra de los cristeros" la tuvimos en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva con la proyección de A paso de cojo (1978), de Luis Alcoriza, basada en la novela de Eduardo Valdivia. Alcoriza, con otro genial director español, Luis Buñuel, triunfó en México y en el cine internacional. Los protagonistas integraban un pequeño ejército de minusválidos alentados por el cura del pueblo, enfrentados a quienes negaban la personalidad jurídica de la Iglesia. La película que hoy nos ocupa nos devuelve a aquel conflicto en el que los rebeldes católicos se levantaron contra el gobierno de México entre 1926 y 1929 que había proclamado determinadas restricciones que la Constitución de 1917 imponía a la Iglesia mexicana. La rebelión popular desencadenó una guerra civil.

Andy García, que desde La ciudad perdida (2005), dirigida por él, no ha vuelto a encontrar una interpretación que le devolviera sus buenos tiempos como actor, encarna aquí al general Enrique Gorostieta, militar retirado, jefe de las fuerzas cristeras en lucha contra el ejército del presidente mexicano Plutarco Elías Calles, en una película que tiene todo el aire y el empaque, si quieren, de esas producciones bélicas propias del país en que se desarrolla la acción, que tiene mucho de epopeya revolucionaria tratada en diversas ocasiones por el cine de Hollywood, sin llegar a la grandeza de Reed México insurgente (1973), de Paul Leduc, basada en la novela de John Reed o ¡Viva Zapata! (1952), de Elia Kazan, dentro de la apasionante épica genuinamente mexicana.

Dean Wright, que se confiesa una persona "de fe", responsable de los efectos especiales de Titanic (1997), la saga El señor de los anillos (2001, 2002 y 2002) y Las crónicas de Narnia (2005) entre un gran número de películas y realizaciones animadas, se ha basado en hechos reales para instrumentar una narrativa que, además de mostrar la aventura histórica, exprese las penalidades de la guerra civil, añadiéndole motivos simbólicos a través de la defensa de la libertad religiosa. Aunque el discurso narrativo es extenso -recuerdo que dura 145 minutos-, la duración de las secuencias de acción, batallas y emboscadas, abundantes a lo largo de la narración, resultan muy sucintas y están plasmadas con acierto y precisión. El tono del relato adquiere en muchos de sus pasajes el estilo del "western" y sus perspectivas visuales obedecen a ese tipo de narrativa.

Cristiada o La verdadera historia de Cristiada, que es su título, que mucho me temo se haya preferido dejar el original inglés por no sé qué extraños prejuicios de la distribución, es una película que, gustará a los amantes de los argumentos sobre guerras de religión y recuerda un poco el cine de otros tiempos realizado por directores de todos conocidos. Puede parecer una serie televisiva emitida de un tirón y es en ocasiones demasiado insistente en sus peculiares características.

Quiroga

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios