El futuro del libro pasa por Sevilla

  • El ministro de Cultura y Chavez inauguraron ayer el 6º Congreso de Editores de España

Más de doscientas personas, entre congresistas e invitados, se dieron cita anoche en los Reales Alcázares con motivo del acto inaugural del Congreso de Editores de España, que cumple en Sevilla su sexta edición. Los discursos del ministro de Cultura, César Antonio Molina, así como del presidente de la Junta, Manuel Chaves, pusieron el prólogo a este encuentro, que se celebrará en la Fundación Tres Culturas hasta el sábado, organizado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE).

La representación institucional fue muy amplia, de tal modo que Chaves y Molina estuvieron acompañados por, entre otros, la consejera de Cultura, Rosa Torres, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, e inclusive la directora de la Biblioteca Nacional, Milagros del Corral.

Entre los congresistas, podía verse a instituciones del mundo del libro, como Beatriz de Moura, directora literaria de Tusquets, Miguel Ledesma, vicepresidente del Grupo Océano, Nick Loeffer, responsable de negocios de Amazon.com, quien está llamado a ser uno de los ponentes más controvertidos, ya que abordará la venta y distribución del libro por internet, así como Gian Ferrari, director general de Mondadori.

En su intervención en la inauguración del congreso (tercero que acoge Andalucía pero primero para Sevilla), el presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, Jordi Úbeda, señaló sumariamente los principales asuntos que se debatirán estos días, desde los "retos" lanzados por la irrupción de la tecnología en el sector a las propuestas para la promoción exterior de la industria, pasando por el papel del editor como "creador". Pero sobre todo lamentó la proliferación de "contenidos gratuitos en internet". "Hay que poner los contenidos en valor, independientemente de su precio", dijo Úbeda.

Su colega andaluza, María Luisa Amores, presidenta de la Asociación de Editores de Andalucía, que recordó que esta asociación andaluza cumple 25 años y está constituida por 85 editoriales, puso el acento en la "necesaria colaboración" entre los ámbitos público y privado, punto que también Chaves suscribió, al asumir que hay sectores que siguen necesitando "soporte institucional".

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, recordó que la del libro es la industria cultural más importante de España y que libros y prensa suman el 50% del Producto Interior Bruto (PIB) cultural. Molina, que anunció la presentación en la próxima feria Líber de un estudio para mejorar la situación de las pequeñas librerías, aseguró en su discurso de apertura que la lectura y el libro "no sólo son un bien de desarrollo privado, sino que también contribuyen al desarrollo cultural y económico de un país".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios