El frío encanto de la comedia

CineBox Aqualon Puerto Huelva.- T.O.: "New in town".- Producción: Estados Unidos, 2009.- Duración: 96 minutos.- Dirección: Jonas Elmer.- Guión: Kenneth Rance y C. Jay Cox.- Fotografía: Chris Seager.- Música: John Swihart.- Montaje: Troy Takiki.- Diseño de producción: Dan Davis.- Intérpretes: Renee Zelwegger, Harry Connick Jr., J.K. Simmons, Siobhan Fallon Hogan, Frances Conroy.

Que estamos ya en verano es bien evidente. No solo por estos extremados y ardorosos calores que nos han sobrevenido en sus albores y comienzos, sino porque ello se constata con rotundidad en el cine donde surgen los clásicos saldos propios de la época también en el aspecto cinematográfico. Claro que algunos los darán por buenos liberándose de los sofocos del estío en una refrigerada sala de cine. Algo puede compensar de una película que no nos invita al entusiasmo precisamente. Un tanto de ello podríamos apuntar con respecto a uno de estos estrenos al borde del inicio de esta nueva temporada estival, que en muchos casos se reserva a las grandes novedades para seguir el ejemplo, no siempre rentable aquí, del cine norteamericano en su sector de la exhibición.

Porque Ejecutiva en apuros, que podemos situar como de costumbre en la órbita de las comedias románticas, nos presenta a Lucy, la clásica ejecutiva ambiciosa que con un envidiable porvenir disfruta en Miami, donde vive, de una existencia desahogada que facilita una ciudad vibrante y disoluta. Sus máximas preocupaciones se centran en sus zapatos y sus coches. Pero nada como ganar posiciones de privilegio bien remuneradas en su profesión. Lo que un día le ofrecen es un trabajo temporal en una localidad lejana, una población rural de Minnesota, donde se trata de reestructurar una fábrica. Lucy no duda en aceptar pensando que ello puede suponer un rápido ascenso laboral. Pero no resultará tan sencillo como al principio se presenta su nueva mision. Todo cambia para ella, incluso su concepto de la vida y las inclinaciones de su corazón.

Diríamos mucho o bastante apuntando que Ejecutiva en apuros no va más allá de lo que puede esperarse de una comedia romántica que, además de dibujarnos la existencia de una chica con las pretensiones de una trabajadora de su estilo, nos plantea esos lugares comunes propios del género. Dentro de esa tendencia cumple sus objetivos sin más aspiraciones. Es decir, sin ser de lo mejor no desmerece. La chica que pasa del clima cálido, más bien caluroso, y del ambiente apacible y estimulante de Miami, al frío gélido, congelador y desapacible del profundo medio oeste norteamericano, supone una alteración más bien notable para cualquiera. No solo se enfrentará a esa dureza del clima, sino al rudo comportamiento de las gentes del lugar. Para una chica simpatica, gentil y distinguida será un duro choque, que, pero no es tan fiero el león como lo pintan ni todo será para Lucy infructuoso.

Diríamos que el realizador danés Jonas Elmer ha concebido su película a la medida de lo que suele ocurrir en estos casos y con este tipo de argumentos. A su falta de originalidad sobrepone la amabilidad de una historia que tiene en sus secundarios las mejores bazas. Por lo que respecta a su protagonista, Renée Zellweger, tan encasillada desde su intervención en la denostada El diario de Bridget Jones (2001) y su secuela Bridget Jones, sobreviviré (2004), no es que esté a la altura de sus mejores interpretaciones, pero acierta a la hora de transmitir como las prioridades vitales pueden cambiar radicalmente en un corto espacio de tiempo.

Una película que no durará mucho en nuestra memoria ni por la propia historia ni por su guión o su dirección. La proptagonista nos hará gracia en algunas ocasiones y en otras nos parecerá menos afortunada. Lo mismo podríamos decir de su compañero de reparto Harry Connick Jr. Comedia a la antigua a ratos histriónica a ratos divertida con un elogio a la vida rural de aires bucólicos en un helado e innominado paraje de la América profunda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios