"El flamenco le da la alegría a la Navidad"

  • Estará mañana en el Gran Teatro de Huelva con su espectáculo 'Con Sabor a Paquera' y la 'Zambomba de Navidad' · Le acompañará la Peña Flamenca Femenina para cantar el villancico 'Tu carita divina'

María José Santiago estará mañana día 15 en el Gran Teatro de Huelva con el espectáculo Navidad con sabor a Paquera. Zambomba de Jerez, que tiene una magnífica crítica.

-¿Qué espectáculo es el que trae al Gran Teatro de Huelva?

-Son dos en uno. Una primera parte, Con sabor a Paquera, con canciones de toda la vida de Paquera y de Caracol. Con villancicos de Antonio Gallardo, autor de Tu carita divina, basados en esas canciones con arreglos para mi voz y que desde un primer momento está teniendo gran acogida de crítica y de público. Una segunda parte del espectáculo es la dedicada a la zambomba, con villancicos más flamencos, bullirías y tangos. Son villancicos de toda la vida; es una parte más festera, muy bonita que nos traslada a la noche fantástica del 24 de diciembre. Hay que destacar el vestuario, que nos lleva a la época del nacimiento de Jesús, a Belén.

-¿Quién le acompaña?

-Estarán conmigo la Peña del Garbanzo, compuesta por 12 personas, además de participar ocho músicos. Pero, además, colabora la Peña Femenina de Huelva, que ha querido sumarse a esta fiesta navideña y lo harán en el villancico Tu carita divina.

-Los vínculos de María José Santiago con Huelva son muchos.

-Siempre he tenido una gran cercanía a Huelva, me ha fascinado todo su cante, aunque he dicho que para cantar bien fandangos hay que ser de Huelva, lo mismo que para las bulerías de Jerez. Pero, además, le tengo un cariño muy entrañable, son muchos los amigos, por eso esta vinculación tan especial.

-Pero, además, es madrina de la Hermandad del Cautivo.

-Sí y durante varios años le he acompañando hasta el Asilo de Ancianos, donde le canto de manera desinteresada por mi vínculo con la hermandad. Lo cierto es que me gustaría estar aquí todos los años, pero tengo que compartir el Lunes Santo con Málaga porque también estoy vinculada al Cristo de los Gitanos, que sale a la misma hora.

-¿De qué forma vive la Navidad María José Santiago?

-Con mucha intensidad, cantando mucho y en muchas ocasiones de manera altruista. Acudo todos los años a la residencia de ancianos de las Hermanas de la Cruz en Huelva, donde está de monja una prima mía. Les canto villancicos y este año el grupo Manguara se ha comprometido a acompañarme.

-La Navidad es tiempo de emociones.

-La gente vive la Navidad de manera intensa, porque es una época entrañable, quizás seamos más sensibles y más solidarios. Yo la vivo mucho, a pesar de la falta de personas queridas, porque la Navidad no es sólo comer polvorones y beber, se pueden hacer otras muchas cosas. Es un tiempo en el que se visitan hospitales, se puede ir a los asilos y acompañarle. Todo eso se hace sin dinero, porque no todo es consumismo, para nada, la Navidad es un tiempo para hacerlo pasar bien a la gente.

-Acerca a Huelva la zambomba flamenca, algo que no está muy introducido, sólo desde el pasado año se ha visto en algunas peñas y hermandades.

-Es una fiesta flamenca muy bonita y festera. Te mete mucho dentro de la Navidad, yo desde hace muchos años he colaborado con Tu carita divina. He sido la primera artista que obtuvo el reconocimiento de la Asociación de Belenistas de Jerez, luego la zambomba se ha exportado a otros sitios.

-¿Qué es lo que más le gusta de la Navidad?

-A mí todo, su color, el árbol, el Belén... Incluso el clima, este tiempo de invierno, de frío aunque me tengo que cuidar mucho de los resfriados.

-Pero también es compartir.

-Sí, la verdad es que la Navidad hay que sacarla fuera y compartirla con todos. El espíritu de la Navidad debe estar todo el año. El viernes día 16 tendremos la Zambomba Flamenca en la Catedral de Sevilla con Arcángel, Esperanza Fernández y la Escolanía de Los Palacios. Es a beneficio de Cáritas y de la ONG Crecer con futuro, de la que somos 500 socios y tratamos de sacar de los vertederos donde viven a muchas familias de Paraguay. Con Crecer con Futuro hemos recibido un premio por la labor que desarrolla. En estos siete años hemos atendido a unas 280 familias. A los niños se les da un almuerzo, se han habilitado duchas, tienen colegio. Les atiende unas veinte personas, médicos, enfermeras y educadores. Cuenta con una planta de reciclaje para que ellos puedan ser autónomos. Además se trabaja para que dejen las chabolas de cartón y tengan sus propias casas.

-¿Qué recuerdos tiene de la Navidad de la infancia?

-Recuerdo a mi madre, que es naturalista y odia las candelas, le da pánico, y cómo en los inviernos nos abrigaba y nos cantaba villancicos. Pero, además, está el recuerdo de mi abuela, que era gitana y empezaba un mes antes, llegaban las vecinas con un plato de pestiños, con dulces y así hasta el día de nochebuena que terminábamos el día 25 por la mañana.

-¿Un deseo para esta Navidad?

-El de siempre, que el año próximo, el 2012, no haya un sólo padre que no tenga que llevarle a sus hijos. Que se acabe el hambre en el mundo, esa sería la lotería más grande. Que no hubieran guerras de las que se aprovechan siempre los mismos por su ambición. Seguro que así todos podríamos vivir bien y felices.

-También fue Rey Mago en Jerez.

-Sí, encarné a Baltasar, fui la primera mujer en la historia de la cabalgata de Reyes Magos de Jerez, pero me lo hicieron pasar mal por el hecho de ser mujer. La visita a los asilos y hospitales fue muy bonita, pero desde el primer momento que me monté en la carroza del Rey Baltasar lo pase mal.

-¿Volvería a encarnar a un rey mago?

-Me encantaría, pero en otro sitio, aquel año en Jerez puse mis cinco sentido. Después hubo otras mujeres que fueron rey y no les pasó lo que a mí, pagué la novatada.

-¿Qué le dice Tu carita divina?

-Me ha dado muchas satisfacciones en estos veinte años; la canté justo detrás del mensaje del Rey de Navidad y se hizo popular, cada año más gente la canta. Aunque pueda ser pretencioso la Navidad sin Tu carita divina no es tanta Navidad. Han hecho muchas versiones y estoy muy contenta. Ahora tengo un villancico nuevo, Silva tu cuna, que lo cantaré al final del espectáculo y que me ha escrito Fernando Terremoto, que no pudo escuchar porque murió dios mese antes de que lo cantara.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios