Cultura

La otra fiesta de los libros

  • Punta Umbría acoge el festival Edita, en una época de esplendor para la edición independiente

Uberto Stabile, Aurora Águedo, Toñi Hernández y Alfonso Doctor, en la presentación ayer en la Diputación. Uberto Stabile, Aurora Águedo, Toñi Hernández y Alfonso Doctor, en la presentación ayer en la Diputación.

Uberto Stabile, Aurora Águedo, Toñi Hernández y Alfonso Doctor, en la presentación ayer en la Diputación. / Álex Fernández

Fue en 1994 cuando nació el primer encuentro de editores independientes en Huelva. Lo acogió ese año, en la capital, y el siguiente, el bar 1900, como un foro para aquellos promotores del libro para la promoción de las vanguardias y del debate sociocultural. Edita volvió ayer a sus orígenes, al llevarse los recitales poéticos de siete autores españoles al mismo bar de la calle Garci Fernández, y hoy estará de nuevo en Punta Umbría, donde se celebra desde 1996, consolidado ya como cita ineludible para los editores que viven ahora su momento más dulce, fuera de circuitos institucionales y comerciales.

"En estos 24 años, hemos tenido cerca de 5.000 participantes en estos encuentros", contó ayer su creador y responsable de la organización, Uberto Stabile. "Lo más singular es la persistencia en el tiempo, que ha dado pie a que se crearan otros festivales para los que hemos sido referentes por nuestra experiencia y bagaje".

Hace cinco años que el encuentro pasó a tener tipología de festival. En este caso, Festival Iberoamericano de la Edición, la Poesía y las Artes, como ha pasado a evolucionar Edita. Iberoamericano siempre fue, porque tuvo clara desde el principio su componente internacional, atlántica, de encuentro entre iguales peninsulares, con la vecina Portugal, y los americanos, al otro lado. Por eso se han celebrado estos años extensiones en México, Colombia, Portugal y Brasil, que han sido también países anfitriones sin que Punta perdiera su condición germinal, de punto de fuga entre puentes de colaboración.

La versión festivalera sí ha venido dada en los últimos años por esa voluntad de ir más allá de los libros. De ahí que entre ponencias, mesas redondas y lecturas poéticas se hayan colado recitales de música, exposiciones y acciones artísticas que convierten este canto a la edición artesanal en un gran encuentro de las artes.

En esta reciente acción expansiva se enmarca también la entrada de la Universidad de Huelva, a través de la Facultad de Humanidades, en un lugar destacado del programa. Ayer mismo acogió el prólogo de este año, con una mesa redonda sobre la edición independiente en Huelva que acogió la Sala de Grados del centro universitario onubense.

"Poco a poco hemos ido estrechando las relaciones, desde que empezamos con la participación de estudiantes en prácticas", explicaba el decano de Humanidades, Alfonso Doctor, en el acto de ayer. "Queremos potenciar una de las funciones de nuestra Facultad, que entendemos debe ser un referente cultural y debate social y político en nuestra provincia".

La inauguración tendrá lugar esta tarde, a las seis, en el Teatro del Mar de Punta Umbría, donde se desarrollará el grueso del programa diseñado para los próximos tres días. En su vestíbulo, además, se instalarán varias exposiciones, como los tapices de los alumnos de Textil de la Escuela de Arte de Granada, o los excepcionales dibujos de la serie Mentideros, realizados por José Luis Domínguez Navarro y recogidos en el libro-arte del mismo título editado por El Libro Feroz.

El bar Reflejos, en la Avenida de Andalucía puntaumbrieña, a escasos metros del teatro, será la sede nocturna del festival, escenario para música y performances programadas hasta el sábado.

"Esperamos alrededor de 200 participantes de todo el mundo, este año también de Alemania", destacó la regidora de Punta, Aurora Águedo, con ese objetivo común que es "dar continuidad al debate intelectual para hacer cultura de otra forma".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios