Las ferias como revulsivo económico

  • La Agroganadera y Comercial Comarca de Doñana, abre sus puertas en Rociana

La séptima edición de la Feria Agroganadera y Comercial Comarca de Doñana abrió este fin de semana sus puertas confirmando el potencial que tienen este tipo de citas como motor económico y escaparate para que las empresas puedan mostrar sus productos.

Un tipo de eventos que proliferan en la provincia y que tomaron como concepto las grandes citas temáticas que se desarrollaban con éxito en las grandes capitales. El alcalde de Rociana, Diego Pichardo, explica que aquí se recoge las necesidades de las pequeñas y medianas empresas de la zona a las que se les brinda la posibilidad de mostrar sus productos, principalmente en el campo de la artesanía y la alimentación, sectores donde el Condado es una referencia. Pero también es un escaparate de sociedades que siguen fieles al legado artesanal y que han hecho de ello una proyección internacional".

Como citan los empresarios el éxito se mide en dos vertientes: por el volumen total de facturación; y, por el otro, quienes ven una oportunidad de promoción, por lo que sus réditos se miden más a largo plazo.

La Cooperativa Vitivinícola Nuestra Señora del Socorro de Rociana del Condado lleva sus siete ediciones acudiendo a la cita con su municipio y su presidente, Cándido Villarán, señala que es un escenario perfecto para que todos aquellos visitantes que arriban a la feria puedan degustar nuestro caldos. "Además de las ventas que se materializan durante los tres días de feria, lo importante es que muchos de esos visitantes se trasforman en clientes", a los que puedes fidelizar gracias a la calidad del producto que comercializas.

Quesos Doñana es otra de las firmas que no falta a su cita y es un asiduo de ferias en pueblos vecinos de la provincia como Niebla, Trigueros, Villanueva de los Castillejos, San Silvestre o El Almendro; amén de ferias gourmet internacionales. Su gerente, Francisco Zazo, relata que este tipo de eventos le reportan una "publicidad directa y la posibilidad de interrelacionarse con el cliente final". A nivel de negocio el análisis fluctúa en función de factores como la climatología que determina en última instancia el número de potenciales clientes que vienen a verte y probar los productos.

El coste de un stand de 3x3 alcanza en Rociana los 240 euros, que según los detallistas se amortizan gracias a las cerca de 40.000 visitas que recibe durante el fin de semana en el que se desarrolla la cita agroganadera. Así lo confirman desde Olibeas, otra de las empresas que acude fiel a su cita desde las primeras ediciones. Su gerente, José Anselmo Cruz, reconoce que las ferias "han decaído mucho en los últimos años, si bien algunas como las de Rociana van hacia arriba". Una voz autorizada, la de Cruz que, tal como reconoce, ha estado presente "en todas y cada una de las ferias que se han venido desarrollando" en la provincia.

Se trata de un análisis que comparte Carlos Juan Vaz, de la Tienda el Herrador de Cartaya, que confirma la rentabilidad de la cita condal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios