El cine europeo elige a Haneke como mejor director del año

  • Su obra 'Amour' logra además los premios a mejor película, actor y actriz

Amour, del austriaco Michael Haneke, ganó anoche en La Valetta los premios al mejor director, película, actor y actriz en la 25 edición de los galardones que otorga la Academia de Cine de Europa. Haneke era, con seis nominaciones que se dieron a conocer en Sevilla durante la celebración del Festival de Cine Europeo (SEFF), el gran favorito.

El director agradeció su premio en todos las lenguas europeas, menos en inglés. Amour, que representará en los Oscar al país del director, Austria, cuenta una historia de amor apocalíptica a la que dos ancianos deciden poner final a la vez.

Sus actores, el francés Jean-Louis Trintignant, de 81 años, y la también francesa Emmanuelle Riva, de 85 años, fueron premiados como mejores intérpretes, pero ninguno pudo asistir a la ceremonia, ella por encontrarse enferma.

La película triunfadora de la noche sólo perdió el mejor guión, que fue a parar a The hunt, y el de mejor fotografía, el Premio Carlo di Palma, que se quedó la británica Shame por el trabajo de Sean Bobbitt.

También se entregaron sendos trofeos a la actriz británica Helen Mirren, que fue distinguida por su aporte al cine mundial, y al cineasta italiano Bernardo Bertolucci, premiado por su trayectoria. El director de cine, escritor, productor y poeta de la imagen recordó, desde su ahora inseparable silla de ruedas, que "hace 25 años estaba en el escenario de unos Premios Europeos que se celebraban en Berlín y me senté junto a Inmar Bergman", "un hombre muy bello" que le turbó hasta sentirse "incapaz" de estar a su lado. Ayer, Bertolucci sólo pudo desear "larga vida al cine europeo", y agradecer a la Academia y a su amiga Marisa Paredes, que le entregó el premio entre muchos elogios y ternura, para concluir piropeando a los vinos de Malta.

Además, el compositor donostiarra Alberto Iglesias reivindicó el cine español al ser galardonado por la banda sonora de la película estadounidense El Topo, que se convierte en su tercera distinción europea tras Volver y Los abrazos rotos, ambas de Almodóvar.El premio no lo recogió él personalmente, sino que lo hizo el hizo el productor Antonio Pérez, que disculpó la ausencia de Iglesias, sumido en los últimos retoques de la nueva película de Pedro Almodóvar, Los amantes pasajeros, y leyó por él una pequeña nota.

Shame, del británico Steve McQueen, en la que Michael Fassbender compone a un adicto al sexo, recibió también el premio al mejor montaje.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios