Las empresas productoras de teatro califican la situación de"insostenible"

  • La Asociación de Empresas de Artes Escénicas de Andalucía (ACTA) observa un descenso del número de funciones del 67% y postula un "replanteamiento" que pasa por redefinir las estrategias y apostar por la calidad

Comentarios 1

La crisis está afectando de lleno al sector de las artes escénicas andaluzas y le ha conducido a una situación "insostenible", ya que, según su último informe de la Asociación de Empresas de Artes Escénicas de Andalucía (ACTA), de 2010, el número de funciones descendió un 67% respecto al año anterior, con la consiguiente pérdida de ingresos. Estas conclusiones se basan en encuestas a las 52 empresas asociadas, que representan el 80% del sector andaluz.

La mayoría de los indicadores del sector en 2010 se retrotraen al año 2006, y otro dato revelador de la difícil situación que atraviesan las artes escénicas es que un 30% de las empresas se declaran a día de hoy inactivas o desaparecidas. Asimismo, el informe alerta de la disminución en un 20% de las ayudas públicas concedidas a la producción, muy por encima de la media de recortes tanto en la administración autonómica como en la nacional.

Ante este panorama, la Asociación de Empresas de Artes Escénicas de Andalucía aboga por redefinir el papel del sector público y por buscar formas de gestión complementarias entre la iniciativa pública y la privada, tanto en la producción como en la exhibición, que permitan un crecimiento ordenado y planificado en el conjunto del sector.

En este sentido, ACTA recuerda que en 2008 reclamó la necesidad de "un replanteamiento urgente de la filosofía de ayudas al sector" y ahora aboga por mecanismos que faciliten la utilización de las infraestructuras escénicas públicas y por alianzas en el tejido empresarial andaluz.

Como autocrítica, la asociación parte de la base de que el sector debe progresivamente dejar de depender de la administración y ser "fuerte, sólido y mayoritariamente autosuficiente", algo que ha sido imposible hasta ahora porque "la administración ha actuado impunemente desoyendo cualquier recomendación del sector privado".

El futuro del sector pasa, según ACTA, por definir con coherencia la inversión pública y privada en materia de cultura, por dejar de presentarse ante la sociedad como un sector subvencionado y empezar a trabajar en una nueva imagen, más empresarial y seria, con acciones y estrategias basadas en contenidos artísticos de calidad.

También será necesario definir un marco normativo que permita desarrollar el trabajo con un mayor margen de beneficio hasta llegar a ser un "sector sostenible, que no sostenido". Los datos recogidos en el informe revelan que casi la mitad de las empresas encuestadas facturó menos de 100.000 euros en 2010, aunque la media de facturación se situó en 369.000 euros.

Asimismo, el 69,6% de las empresas solicitó el pasado año subvenciones por una cuantía media de 104.405 euros, y al 91,3% se le concedió, aunque en mucha menor cuantía de la demandada, con un promedio de 49.205 euros.

El 58,8% de las subvenciones proviene de la Junta de Andalucía, según el quinto estudio de ACTA sobre el sector de las artes escénicas en la comunidad.

Un dato significativo para ACTA es que el 52,1% de las compañías no actúa en ningún circuito y solo el 24,7% de las empresas formaron parte de la oferta del Circuito Andaluz de Teatro. Además, un 27,4% ha actuado en otros mercados andaluces -muestras o festivales- y solo el 16,4% lo hizo en algún festival o programación internacional. Una situación, en suma, que admite mucho margen de mejora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios