La edad como problema

CineVips Lepe.- T.O.: "Adventureland".- Producción: Estados Unidos, 2009.- Duración: 107 minutos.- Dirección y guión: Greg Mottola.- Fotografía: Terry Stacey.- Música: Yo La Tengo.- Montaje: Anne McCabe.- Intérpretes: Jesse Eisenberg, Kristen Stewart, Martin Starr, Bill Hader, Kristen Wiig, Margarita Levieva, Ryan Reynolds, Paige Howard, Wendle Malick, Jack Gilpin, Matt Bush

Para el cinéfilo, el versado en cine, resulta atractivo, de principio, por su ejecutoria en el ámbito del cine y de la televisión donde ha realizado un prolífico trabajo, el nombre de Gregory J. Greg Mottola, no puede pasar desapercibido. Se trata de uno de los más prestigiosos realizadores independientes norteamericanos de cine y televisión en la que ha dirigido numerosas series. Sorprendió gratamente en 1996 con The daytrippers, ganadora en el Festival de Sundance. Luego vendría una menos estimulante Supersalidos (2007) a pesar de que trataba de demostrarnos que no estábamos en la clásica teenager comedy, comedia juvenil, de costumbre.

Tampoco ahora en esta otra comedia adolescente que transcurre en el verano de 1987. El joven James Brennan, recién graduado en el instituto, está ilusionado con un viaje a Europa. Pero no puede hacer frente a tan cuantioso gasto para él. Sus padres no pueden ayudarle. Entonces decide aceptar un empleo en un parque de atracciones. Será el peor trabajo que puede emprender. Las ilusiones del viaje de su vida se han desvanecido. Claro que no todo será tan decepcionante como en principio ha creído. En realidad, esta nueva experiencia está a punto de descubrirle una eficaz preparación para una nueva vida en la que el amor tiene también su protagonismo.

Estamos ante el eterno problema de la madurez, el problema de la edad, el paso a un grado más adulto que se le plantea a cualquier muchacho. Un tema que ya ha abordado el cine -recordemos la magnífica Ya eres un gran chico (1966), de Francis Ford Coppola- pero que en este caso se trata con inteligencia y sensibilidad, de tal modo que se aprecia un punto de originalidad bastante notable. Greg Mottola ha tomado el asunto desde una perspectiva desenfadada, ingeniosa y cierto tono agridulce. El realizador intenta afrontar el conflicto con sincera coherencia, sin animosidad, sin acritud ni intenciones críticas.

Uno de los valores que se perciben de inmediato en esta película, que lastimosamente no se ha estrenado en nuestra capital, despojando a los buenos aficionados al cine de la visión de un film muy interesante, nos presenta una serie de personajes bien concebidos y diseñados en una puesta en escena ágil e inteligente. Quizás no sea lo que desea un público más joven, acostumbrado a asuntos más banales pero si interesará a los espectadores más adultos. En edad y en sensibilidad.

No creo que Greg Mottola trate de ejemplarizar, pero es inevitable sacar como conclusión de esta película el empeño y la voluntad contra todos los impedimentos que la vida nos presenta. Importante en ese difícil trasunto entre la adolescencia y la madurez del adulto. En ese aspecto, el protagonista, Jesse Eisenberg, interpreta bien su personaje que llega a conseguir un buen grado de complicidad con el espectador de su edad, lo cual resulta muy positivo en la estimación de la película. Junto a él, Kristen Stewart, que, como podrán advertir los más jóvenes espectadores que la vieron en Crepúsculo (2008) y más recientemente en Luna nueva (2009), aún en cartel, aquí está mucho más expresiva y convincente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios