Cultura

Los directores de 'Handia' ruedan en Higuera su primer filme en castellano

  • 'La trinchera infinita' trata de un topo de la Guerra Civil y está protagonizada por Antonio de la Torre y Belén Cuesta

  • El Ayuntamiento higuereño calcula un impacto de 250.000 euros

Parte del equipo de producción, en la calle Resolana de Higuera de la Sierra, donde se rueda estos días. Parte del equipo de producción, en la calle Resolana de Higuera de la Sierra, donde se rueda estos días.

Parte del equipo de producción, en la calle Resolana de Higuera de la Sierra, donde se rueda estos días. / Fotos: j.m. brazo mena

Los directores de Handia, Aitor Arregi y Jon Garaño, junto a José Mari Goenaga, comenzaron a rodar ayer en diversos puntos de Higuera de la Sierra su primera película íntegramente en castellano, La trinchera infinita, que aborda el encierro en su casa de un topo de la Guerra Civil durante más de 30 años. La cinta, con productoras andaluzas (La Claqueta) y vascas (La trinchera films IAE), estará protagonizada por Antonio de la Torre y Belén Cuesta y se rodará también en Paymogo y Euskadi.

Contar con ambos intérpretes, junto con el hecho de que sea una coproducción vasco-andaluza, y que de ello se encargue un equipo técnico que "conjuga lo mejor de cada tierra", convierten La trinchera infinita en una de las cintas más esperadas del año, destacan los productores. "Contaremos con los responsables de recientes éxitos del cine y la televisión españoles, como La isla mínima, la serie La peste, Loreak y Handia".

Los directores de la película recuerdan que sus anteriores trabajos 80 egunean, Loreak y Handia se han rodado en euskera, si bien las dos últimas han sido dobladas al castellano. Los diez Goyas logrados con Handia no le supone "ningún vértigo" a Aitor Arregi a la hora de afrontar su siguiente reto, ya que "son dos historias totalmente diferentes y la comparativa pierde fuerza", y además considera que "es una historia potente con grandes actores", Antonio de la Torre y Belén Cuesta.

El director y guionista José Mari Goenaga, sin embargo, sí admite que "siente presión", tras el éxito de su último largometraje y de Loreak, que fue la candidata española como mejor película de habla no inglesa para los Oscar en 2016 y a veces teme "no estar a la altura", si bien, al haberse creado la expectativa con dos películas "lo aligera todo", asevera.

Ambos realizadores coinciden a la hora de señalar que seguirán haciendo cortometrajes, porque es lo que les permitió iniciar su carrera y los que les han vinculado al festival de cine de Medina del Campo, al que han presentado un total de siete trabajos, para obtener cuatro premios, de ahí que se hayan mostrado "especialmente emocionados de recibir el Roel de Directores del siglo XXI.

En cuanto al rodaje de La trinchera infinita en Higuera de la Sierra, los productores han anunciado que se desarrollará en dos fases, entre mayo y agosto, aunque los trabajos previos a la filmación se están realizando en el pueblo onubense desde hace más de un mes, en localizaciones como el entorno de la calle Resolana y Plaza de San Antonio, donde se regulará el tráfico de vehículos y transeúntes durante las diferentes sesiones de filmación.

El Ayuntamiento de Higuera y la productora han firmado un convenio de colaboración que regula los usos de espacios públicos, inmuebles municipales, servicios y asesoramiento del personal municipal. El acuerdo recoge, entre otras cuestiones, la exclusiva responsabilidad de la promotora del filme sobre todos los aspectos materiales y laborales consecuencias del rodaje.

El Consistorio higuereño ha procurado que se genere el mayor efecto económico en el pueblo. Así, el rodaje de La trinchera infinita implicará el alojamiento y manutención diaria de prácticamente todo el equipo técnico y artístico de la película en el pueblo (unas 60 personas); la preferencia de contratación de extras y figurantes del pueblo y del personal complementario al rodaje, además de los alquileres de todos los elementos para la película.

Junto a estas actuaciones que tienen un efecto directo en la economía local, el convenio también incluye el compromiso de mencionar en los créditos del filme el nombre del pueblo como localización principal de la cinta así como al Ayuntamiento como institución colaboradora. La promotora estima que su gasto efectivo en el municipio durante la preproducción y el rodaje alcanzará los 250.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios