El día de los enamorados

CineBox Aqualon Puerto Huelva y Al Andalus Ayamonte y Punta Umbría.- T.O.: 'Valentine´s day'.- Producción: Estados Unidos, 2009.- Duración: 125 minutos.- Dirección: Garry Marshall.- Guión: Katherine Fugate basado en en un argumento de Abby Kohn, Marc Silverstein y Katherine Fugate.- Fotografía: Charles Minsky.- Música: John Debney.- Montaje: Bruce Green.- Intérpretes: Jessica Alba, Ashton Kutcher, Julia Roberts, Taylor Lautner, Kathy Bates, Patrick Dempsey, Jessica Biel, Emma Roberts, Shirley McLaine, Queen Latifah

Oportuno o más bien oportunista estreno de esta historia en torno al día de los enamorados o San Valentín, a quien se ha otorgado el patronazgo, siguiendo otra tradición norteamericana que se ha impuesto más a nivel comercial que al puramente religioso, si bien nunca viene mal una invocación fervorosa para causas en principio tan trascendentales como el amor bien entendido. Un realizador tan veterano como Garry Marshall, no ha dudado en emprender un proyecto muy comercial con un singular y estelar reparto interpretativo, en torno a esta fecha de tanto significado romántico. El director de Pretty woman (1990), tiene experiencia en estos argumentos.

El título de la película es bastante esclarecedor sobre el contenido de su argumento ya que estamos ante el clásico cruce de historias en la celebración de la fecha que conmemora la película. Una oficial del ejército estadounidense que abandona Irak y vuela a Los Ángeles junto a un homosexual, cuyo compañero es un jugador de fútbol americano. El propietario de una floristería que le propone matrimonio a una chica aunque está enamorado de una amiga, cuyo novio está en realidad casado. Una jubilada revela a su marido que tuvo una larga relación con otra persona. La empleada de una agencia de talentos de gran prestigio que sale con un empleado de una oficina de correos y en fin una publicista con poca suerte que no tiene ninguna cita el día de San Valentín.

Es evidente, y por ello no haría falta señalarlo, que estamos ante uno de esos films nacidos como un homenaje que sirve de pretexto para contarnos una suerte más de historias cruzadas. Aparte de una clara referencia inevitable a Pretty woman, lo más notable es un reconocimiento a la carrera artística de Shirley McLaine, incluyendo una de las más emotivas y románticas escenas del personaje, una actriz retirada, que se reencuentra con su marido ante la pantalla que proyecta una escena amorosa interpretada por ella misma en Trágica fascinación (1958).

Pero en Historias de San Valentín desde el principio todo es más o menos previsible y todo parece haber consistido en reunir a una director en cierto modo prestigioso, dos ganadores del Oscar, tres galanes jóvenes, un maduro actor de carácter, un trío de bellas actrices, el clásico actor maduro y atractivo de origen latino y un argumento adecuado a las circunstancias. Sobre todo cuando va dirigido todo este pretexto romántico a una audiencia más bien conformista, pastueña, diríamos aquí utilizando términos taurinos, y que tiene denominadores comunes en muchas partes del mundo.

Garry Marshall sigue rentabilizando los almibarados réditos de su famoso precedente, la tan mentada Pretty Woman y el amplio y lucido personal de su reparto, con estrellas de ayer y de hoy, incluidas caras populares televisivas, no hace más que conjugar ese juego sentimental con un muestrario de amores diversos, sin que el conservadurismo sexual tradicionalmente estadounidense sufra riesgos y la taquilla quede asegurada. Hollywood puro y duro, como una apetitosa tarta guinda incluida. Todo enmarcado en la celebración de los enamorados que tiene al pobre San Valentín como reclamo comercial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios