'Cinco metros cuadrados' triunfa en el Festival de Cine Español de Málaga

  • Fernando Tejero, considerado el mejor actor protagonista, consigue uno de los cinco premios para la cinta sobre la burbuja inmobiliaria · Tom Fernández es elegido mejor director por '¿Para qué sirve un oso?'

No hubo sorpresas y el resultado se anunció más o menos según el guión previsto. La película Cinco metros cuadrados, de Max Lemcke, ha sido la ganadora de la Biznaga de Oro al mejor largometraje en la decimocuarta edición del Festival de Cine Español de Málaga, según el fallo del jurado dado a conocer ayer por su presidente, el cineasta Vicente Aranda. Este largometraje, que aborda el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, ha sido el gran triunfador del certamen, al conseguir también los premios de la crítica; al mejor actor, para Fernando Tejero; al mejor actor de reparto, para Jorge Bosch, y al mejor guión, para Pablo y Daniel Remón.

"La película cuenta cómo un héroe anónimo sin grandes pretensiones busca conseguir su anhelo, muy normal y cotidiano, que es tener una casa y fundar un hogar sin grandes lujos, y ese sueño se convierte en un infierno", explicó el director de la película triunfadora en el certamen. Tras aclarar que la cinta "no es panfletaria", sino que refleja una "situación real que sigue ocurriendo", Lemcke se declaró "feliz" también "porque se ha hecho justicia con un gran actor", en alusión al cordobés Tejero.

"Todos luchamos para que esta película saliera adelante, sobre todo yo, que tuve que conquistar al director, y de tantas ganas y tanto deseo no puede salir nada feo", dijo el actor galardonado, más conocido por sus papeles cómicos, aunque en este trabajo aborda un perfil más dramático. "Yo siempre he tenido claro qué tipo de actor soy y hay que seguir aprendiendo poco a poco y sin prisa", añadió Tejero, que definió a su personaje como "un regalo que había que aprovechar muy bien".

Por su parte, Catalunya über alles!, un retrato sobre la intolerancia dirigido por Ramón Térmens, logró el premio especial del jurado y el premio del jurado joven, mientras que en la categoría de mejor actor de reparto se otorgó una mención especial a Babou Cham. La comedia ¿Para qué sirve un oso?, de Tom Fernández, se alzó con los premios a la mejor dirección; a la mejor actriz de reparto, para Geraldine Chaplin, y al mejor montaje, para Ángel Hernández Zoido, mientras que el premio del público fue para otra comedia, Amigos, de Borja Manso y Marcos Cabotá, sobre la lucha por las audiencias televisivas.

La mejor actriz de reparto fue Begoña Maestre por Arriya (La piedra), de Alberto Gorritiberea, una película que narra el conflicto de un individuo frente a la tradición y que también consiguió los premios al mejor vestuario, para Saoia Lara; a la mejor fotografía, para Gaizka Bourgevad, y a la mejor banda sonora original, para Bingen Mendizábal. El palmarés de la sección oficial, en la que compitieron 11 largometrajes, se completó con el premio al mejor guionista novel, que recayó en Enrique Otero y Miguel de Lira por Crebinsky, dirigida por el primero, que firma una comedia que se desarrolla en Galicia durante la Segunda Guerra Mundial.

Vicente Aranda admitió que ha "echado en falta" en la sección oficial "películas de mujeres", y añadió que "está claro que el comité de selección ha establecido que eran nuevos autores los que concurrían".

El festival se clausuró con una gala nocturna celebrada en el Teatro Cervantes de la capital costera. Conducido por Juana Acosta y Quim Gutiérrez, el acto de despedida contó con la asistencia de Antonio Banderas, que estos días anda especialmente atareado, ya que será el pregonero de la Semana Santa malagueña. Él y otras caras conocidas del cine español pudieron ver en sus butacas El hombre de las mariposas, una película dirigida por Maxi Valero, curiosamente incluida en la sección oficial a pesar de que se exhibió una vez conocido el palmarés.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios