jorge jiménez. dibujante

"El consumo de cómic en España ha bajado bastante"

  • La editorial DC Comics en castellano pone a la venta Superhijos, un tebeo con guión de Peter J. Tomasi y los trazos del artista alpujarreño

"El consumo de cómic en España ha bajado bastante" "El consumo de cómic en España ha bajado bastante"

"El consumo de cómic en España ha bajado bastante"

Hace apenas diez días, el dibujante granadino Gabriel Hernández Walta ganaba un premio Eisner -llamados los Oscar del cómic- a la mejor serie limitada por La visión, con guión de Tom King y color de Jordie Bellaire. Críticos, amigos y público celebraban la noticia con alegría. Esta semana, más concretamente el uno de agosto, salía a la venta un cómic mensual donde se puede seguir la vida de los descendientes de Superman y Batman viviendo grandes aventuras. La publicación, obra de la editorial DC Comic en castellano, se llama Superhijos (Super Sons) y su autor gráfico es Jorge Jiménez, un alpujarreño de 31 años que ayer estuvo firmando ejemplares en la Librería Picasso junto a al colorista Alejandro Sánchez -también granadino-.

Nacido en Cádiar, este autor de historietas decidió cruzar el charco para probar suerte. Consiguió trabajar como parte del equipo de DC Comics en series de renombre como Superman Rebirth. Ahora, Jiménez vuelve a firmar con la aclamada editorial gracias a Super Sons, serie publicada hace cinco meses en Estados Unidos, donde está teniendo un enorme éxito quedando en el Top Five de ventas por delante de Spiderman y The Walking Dead. "La verdad es que estoy muy contento de que por fin llegue a España este trabajo del que me he dejado la piel junto con mi compañero Alejandro Sánchez, también granadino, y deseando que a la gente le guste", cuenta emocionado. El dibujante, que ha contado con Peter J. Tomasi como guionista en esta ocasión, reconoce que ha dedicado muchísimas horas al trabajo. "Las jornadas de nosotros, los dibujantes, son interminables con el fin de que los resultados funcionen y gusten", explica.

Estoy ilusionado por los personajes son prácticamente reinventados; el diseño es mío"

La lectura "amena y fácil de digerir" cuenta la historia, "bastante divertida", en palabras del artista, de "dos chavales -hijos de Batman y Superman- con personalidades totalmente diferentes pero que están condenados a entenderse porque su objetivo es hacer el bien y perseguir a los malos". Jiménez habla de Samuel Kent y Damian Wayne. "Al primero de ellos lo conocemos desde su nacimiento literalmente durante los acontecimientos acaecidos en Convergencia, mientras que a Damian ya le conocemos desde hace bastantes años, por ser una de las mejores creaciones de Grant Morrison durante su etapa en la colección regular de Batman. Ambos se conocen desde el número 10 de la actual serie regular de Superman, en la que, a modo de aperitivo, se nos ofreció un miniarco de dos números con Damian y Jon como protagonistas. Y desde entonces, se han convertido en una especie de amigos-rivales, como sus propios padres", resume a la perfección Cristian Miguel Sepúlveda en una entrada en www.zonanegativa.com.

Cuando se le pregunta al autor por las cifras de ventas en España, no duda un segundo: "Teniendo en cuenta que en Estados Unidos funcionó muy bien sobre todo el capítulo uno, tenemos también muchas esperanzas de que aquí también funcione, deseando que por supuesto en mi tierra se lea el cómic". A Jiménez le hace "especial ilusión" que se valore en su tierra, aunque comenta que "el consumo de cómics en América es mayor a diferencia de España, donde la cultura de leer cómic se ha perdido bastante. Pero sin duda, cuando a uno le reconocen su trabajo en su tierra es para sentirse orgulloso".

Ayer, el dibujante granadino junto con el colorista, también de aquí, Alejandro Sánchez, estuvieron firmando ejemplares en la Librería Picasso, a la que acudieron en masa adolescentes, jóvenes y maduritos. "Probablemente dentro de unas semanas iremos también para Madrid a hacer una buena sesión de firmas", adelante este apasionado del dibujo desde que tiene uso de razón. "Mis primeros recuerdos son un lápiz y dibujando todo el día sin parar… Y hasta hoy", rememora entusiasmado.

Sus próximos retos, adelante, también tienen que ver con la serie Super Sons, de la que sabe se han escrito "críticas que hablan muy bien de esta historia". "Estoy muy ilusionado, tengo muchas ganas de seguir trabajando en que Superhijos llegue bastante lejos, con personajes prácticamente reinventados, el diseño es mío, y quiero aprovechar este tirón, disfrutarlo y centrarme en saborear toda esta etapa más que pensar en la siguiente, pero sí, siempre hay un reto al que sigo", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios