"Cuando compongo canciones, no sigo una metodología ni me pongo límites"

  • El malagueño pisa esta noche (21:00) por primera vez las tablas del Gran Teatro para presentar su debut discográfico a los onubenses, que agotaron las entradas disponibles nada más ponerse a la venta.

Abordamos ayer al artista de moda en plena grabación del videoclip de su segundo single, Miedo. Con el primero, Solamente tú, se ha metido en el bolsillo a media España, que lo ha impulsado al estrellato convirtiéndolo en el primer solista debutante de nuestra historia que, sin proceder de un grupo, ha logrado colocar su disco en el número uno en ventas.

-Es la primera vez que actúa en Huelva.

-Sí. Ya había estado por ahí de pequeñito. Siempre he tenido la ilusión de ir al Gran Teatro a cantar, donde ha actuado gente tan importante. Será muy especial.

-La ciudad le recibirá con los brazos abiertos. Hace días que se colgó el cartel de No hay billetes.

-Estoy muy agradecido a la gente que ha comprado las entradas. Cuando más disfruto es cuando me subo al escenario, donde comparto mi sueño: cantar. Recibir este cariño de una ciudad en la que no he actuado, me emociona mucho.

-¿Qué nos espera en el recital?

-Será acústico, donde estaremos dos guitarras y yo. Tocaremos todas las canciones del disco y algunas inéditas. Será muy emotivo porque es mi reaparición después de casi un mes. He estado enfermo y tengo mono de concierto. Siendo en Huelva, además, será más bonito todavía.

-Todo empezó hace un año, cuando subió a Youtube unos vídeos en los que se grabó cantando en casa.

-Estábamos a punto de terminar el disco. Los procesos de grabación y edición se demoraban y tenía muchas ganas de empezar. Subí los vídeos. Lo que no me esperaba era esa respuesta tan inmediata.

-Nueve millones de visitas en esta plataforma. Promoción a bajo coste con efectividad abrumadora.

-Efetivamente, increíble.

-El boca a boca ha sido básico.

-El boca a oreja (risas). En mi caso las redes sociales han sido fundamentales en mi promoción. Son accesibles desde cualquier sitio del mundo, a cualquier hora, para cualquier persona. Si no te gusta, no lo miras. Si te gusta, se lo pasas a un amigo. Ésa ha sido la clave.

-El éxito le ha llegado sin avisar.

-Cuando me meto en la cama y hago balance del día, es una paranoia, un sueño. No me lo creo, de verdad, ¿eh?

-¿Imaginaba esto desde niño?

-Siempre, siempre... siempre. Que tu sueño se cumpla es surrealista. En serio, te tienes que frotar los ojos. Las cosas las haces con cien mil veces más intención, estás motivado... Tengo ganas de aprender y hacer cosas distintas de golpe, de experimentar sonidos nuevos. Tener tantas metas es un privilegio.

-¿Ha cambiado mucho su vida?

-Tampoco tanto. Sencillamente, ahora soy feliz. Antes lo era un poco menos porque estaba algo perdido en los estudios. Este año no he vivido un solo día en el que no haya aprendido algo nuevo. He conocido a gente maravillosa y he disfrutado de un montón de cosas que jamás pensé que iban a llegar.

-Tiene dos madrinas de excepción: Estrella Morente y Diana Navarro.

-Las dos colaboran conmigo en el disco y son espectaculares. Tenemos una amistad gigante.

-Más de 50 composiciones en la recámara y escribió temas como Desencuentro con sólo 12 años.

-Sí, pero ha ido cambiando con el paso del tiempo. Otras como Caramelo o Me colé por la puerta de atrás las compuse con 14.

-Su primer trabajo discográfico lleva siete semanas en el número uno de los más vendidos. Además, ya es Disco de Platino.

-No me lo esperaba. Pensábamos que entraríamos en el top diez. Pero jamás en el número 1. Lo celebramos por todo lo alto. Este éxito es de todos y es lo mejor que me ha podido pasar en la vida.

-También de su padre y de su hermano, que le inyectaron en el alma el veneno de la música.

-Por supuesto. Ellos me han enseñado mucho de lo que sé y han creído en mí. Mi hermano trabaja en Marruecos pero vive esto a distancia y está emocionado. Empecé a componer con él. Es el que ha educado mi oído, el que me pasaba los CDs de jazz y de rock.

-¿Qué música escucha?

-En flamenco, a Paco de Lucía, Vicente Amigo o Tomatito. En jazz, a John Benson, Aretha Franklin, Avishai Cohen. En la sinfónica, John Barry o John Williams. La música impresionista de Debussy... Más moderna y alternativa, desde Zoé hasta Coldplay, John Meyer. Me gusta todo (risas), desde lo más clásico a lo más underground.

-Se notan estas influencias en su último trabajo.

-La música étnica y la sinfónica están muy presentes. ¡Pero tengo guardados por ahí un par de rock&roll! Eso es lo divertido. No me pongo límites ni sigo una metodología cuando compongo.

-¿En qué invierte su tiempo libre?

-En ir a ver a mi gente de Málaga, a mi familia, a mi sobrinita. Y coger la guitarra y encerrarme en el estudio. Lo de siempre, vamos (risas).

-¿Qué se le avecina?

-La semana que viene empiezo los ensayos de los conciertos con la banda. Me espera una extensa gira. En junio vamos a Argentina de promoción, donde una canción mía es la banda sonora de una telenovela. En julio grabaremos un disco en acústico. Vamos a hacer colaboraciones, cosas muy bonitas.

-Esta noche le espera el Ejército Alboranista de Huelva, un batallón de fans onubenses.

-¡No me digas! Pues un ejército de besos para todos ellos. ¡Qué ganas tengo de verlos esta noche! Quiero agradecerles todo lo que hacen por mí cantando, que es de la mejor forma que sé.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios