Fila siete

Donde comienza la leyenda

T.O.: 'Chasing Mavericks'.- Producción: Estados Unidos, 2012.- Duración: 116 minutos.- Dirección: Curtis Hanson y Michael Apted.- Guión: Brandon Hooper.- Fotografía: Oliver Euclid y Bill Pope.- Música: Chad Fischer.- Montaje: John Gilbert.- Intérpretes: Gerard Butler, Jonny Weston, Elisabeth Shue, Leven Rambin, Abigail Spencer, Peter Mel, Zach Wormhoudt, Devin Crittenden, Taylor Handley

El título adoptado para la crítica está tomado del propio cartel de la película, donde también figura otro: "Basado en una historial real". No es la primera vez ni supongo que será la última que el surf, flotar velozmente sobre las olas encima de una tabla, sirve de argumento, más o menos directo, de un film. Lo es aquí cuando dos directores, Curtis Hanson, que se dio a conocer con La mano que mece la cuna (1992), aunque su mayor éxito fue L.A. Confidencial (1997,) con nueve nominaciones y dos Oscar, y Michael Apted, conocido y prolífico productor, guionista, actor y director de cine británico, y con una especial dedicación al documental, han emprendido una realización realmente espectacular.

Ésta es la historia de una de las más grandes figuras del surf en Estados Unidos, Jay Moriarty. Muy joven a los quince años se siente atraído por las descomunales olas, conocidas como Mavericks, que rompen cerca de su hogar en Santa Cruz. Con la ayuda de un experto, el legendario Frost Hesson, y su valioso entrenamiento, conseguirá surfear con extraordinaria destreza. Su relación amistosa, que transformará sus vidas, y el empeño de superación de ambos, los éxitos para Jay Moriarty llegarán pronto y lo convertirán en un auténtico fenómeno de este deporte.

Con la participación y valiosa colaboración de auténticos astros del surf, de gran renombre en esta especialidad deportiva, la experiencia y sentido técnico y estético de los realizadores Curtis Hanson y Michael Apted, han hecho de estas imágenes que se prodigan con espectacularidad a lo largo de la narración, algo realmente excepcional y fascinante. Sobre todo en como han podido filmar algunas olas realmente asombrosas e impresionantes, donde se desenvuelven prodigiosamente estos artífices privilegiados del surf.

La puesta en escena de Persiguiendo a Mavericks interesa sobre todo por la solidez de su realización, donde se percibe la entidad de sus realizadores, uno para estructurar la historia familiar, íntima, con experiencias juveniles, amorosas y los clásicos conflictos personales y el otro para hacer más atrayentes y llamativas las secuencias más espectaculares del tema que, realmente, resulta el principal reclamo de la película de cara a su atractiva potencia visual, debido, sobre todo, a la excepcional calidad de la fotografía. Ideal para amantes y practicantes del surf.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios