El cine español desembarca en la Gran Manzana

  • El ciclo 'Spanish Cinema Now' presenta en Nueva York las grandes novedades

El cine español llega a Nueva York en su mejor momento para mostrar en el ciclo Spanish Cinema Now las producciones arriesgadas, novedosas y de calidad que ya están cosechando éxitos entre el público extranjero, según coincidieron en señalar ayer los cineastas.

"En general, el cine español está en un gran momento. Hay muchos cineastas y muchas películas que en los festivales y en los diferentes territorios están siendo muy bien recibidos", afirmó el director Pablo Berger durante la presentación de la muestra en Nueva York.

Hasta el próximo 16 de diciembre, los aficionados al cine podrán descubrir en la Gran Manzana una selección de 18 películas y cortometrajes que plasman el trabajo que se está realizando desde la industria cinematográfica española en un momento de crisis económica que ahoga todavía más la financiación de los proyectos. Berger, director de Blancanieves, la versión muda y en blanco y negro que representará a España en los Oscar en la categoría de mejor filme en habla no inglesa, confesó que tiene "tiene miedo" a lo que pueda pasar en los próximos años, por ver cuántas películas se producen, ya que actualmente hay "muchos proyectos paralizados".

En este sentido, la directora Paula Ortiz, que presenta en EEUU su primer largometraje, De tu ventana a la mía, afirmó que estas dificultades económicas han obligado a buscar alternativas como las películas "de guerrilla". "Son películas muy pequeñas que se pueden hacer con pocos recursos y con una gran idea", explicó la directora poniendo como ejemplo su trabajo, en el que recuerda las sucesivas generaciones de mujeres luchadoras en la España del siglo XX, interpretadas por actrices como Maribel Verdú.

Ortiz lamentó que habitualmente se suele identificar el cine español con el cine "casposo" de los años 60 y 70 del pasado siglo, pese a que ahora hay un "abanico muy grande" de producciones y de género que "gusta mucho en el extranjero".

Por otra parte, Berger apuntó la existencia de otra crisis, la del desapego del público español hacia el cine propio, pese a que en el exterior lo consideran "arriesgado, sexy y novedoso".

En este sentido, el director Jorge Torregrossa, que presenta en la Gran Manzana su filme Fin, destacó la paradoja que actualmente se vive en España, donde la ficción televisiva está "arrasando" y sin embargo se sigue teniendo rechazo hacia las producciones cinematográficas propias.

Otro de los retos que se presentan para los cineastas actuales es la distribución. En ese sentido Berger subrayó la importancia de potenciar los canales de distribución entre España y América Latina, pues "el castellano nos une a todos".

Además, los directores coincidieron en señalar que la reproducción de películas en "streaming" se perfila como una alternativa para que el cine llegue a más gente de una forma más barata y fácil.

Una de las actrices del momento, Blanca Súarez, también estuvo presente en esta cita neoyorquina para representar a la película Miel de naranjas de Imanol Uribe, ambientada en los años 50. La actriz, que se mostró contenta por haber trabajado bajo la dirección de "uno de los pesos pesados del cine español", confesó que le gustaría trabajar fuera de España, aunque sin perder de vista el cine del que procede. "Me gustaría poder viajar y trabajar en películas que se hacen fuera pero sin descuidar mi carrera en España", afirmó.

Otra de las cintas que se proyectarán en el festival será Los Pelayos, la historia real de una familia que diseñó un método matemático para ganar en los casinos, con el mensaje de fondo de que "el débil puede ganar al grande", dijo el actor Miguel Angel Silvestre, que da vida a uno de los miembros de la familia Pelayo.

"El público empatiza mucho con esta familia porque comparte con ellos el sueño de entrar a un casino y desbancarlo, de desbancar al sistema y al poder", explicó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios