La cartelera teatral de Madrid se anima con cinco obras andaluzas

  • Atalaya, Producciones Imperdibles, Niñosperdidos, Síndrome Clown y Caín Club actúan en la Muestra de las Autonomías

Cinco compañías sevillanas representarán sus últimas producciones en la Muestra de Teatro de las Autonomías, que se celebra en Madrid desde el próximo jueves hasta el 16 de marzo. Atalaya-TNT, con La ópera de tres centavos; Producciones Imperdibles, con Don Juan. Tirso, Molière, Zorrilla; Caín Club, con Las bragas; Síndrome Clown, con Estocolmo (Se acabó el cuento), y Niñosperdidos, con Vagón de cola son las agrupaciones de la ciudad que presentan sus propuestas en Madrid.

Además, dentro de la programación dedicada a Andalucía -que compartirá protagonismo con Castilla la Mancha, la otra invitada- se verán otros montajes de la comunidad autónoma, como Macbeth, de William Shakespeare, en versión de Histrión Teatro; Los perros flauta, de Espejo Negro, y El deseo atrapado por la cola, texto de Picasso que llevan a escena el CAT y el Teatro del Velador.

La programación ayudará a difundir la variedad de intereses que cultiva el ámbito de las artes escénicas en Andalucía. Clásicos revisitados como el Don Juan con el que Producciones Imperdibles compone un personaje a través de la visión de tres autores, o planteamientos más modernos como la incursión en el clown o el musical de Síndrome Clown y Vagón de Cola confirman la diversidad de inquietudes que albergan los profesionales de las artes escénicas de la región.

Con La ópera de tres centavos, la compañía Atalaya-TNT firma su montaje más ambicioso, versión de la obra con la que Bertolt Brecht, aliado con Kurt Weill, lanzaba sus dardos contra la ópera burguesa y concebía una galería de perdedores y un submundo de prostitución, tráfico de mendigos y pobreza.

Entretanto, Producciones Imperdibles recordó a una de las figuras clave de la tradición sevillana a través de los retazos de la obra de Tirso, Molière y Zorrilla. En este Don Juan, sus artífices querían dar la "vuelta de tuerca" que caracteriza a sus obras y "demostrar que el personaje era más que el Don Juan de Zorrilla. Hacer una visión desde varios autores nos contaba mejor quién era", explica Gema López, que ve como elemento unificador de las tres fuentes que "en las tres, Don Juan es intenso como si la vida se le fuese en el instante de la conquista".

La dramaturgia actual viene de la mano de Alfonso Zurro, que narra en Las bragas la crisis que atraviesa un matrimonio cuando la esposa descubre ropa interior de otra mujer en el bolsillo de la americana del marido, lo que sirve a Caín Club para desplegar un humor hilarante no exento de pinceladas de absurdo.

El humor también preside Estocolmo (Se acabó el cuento), última propuesta de los sevillanos Víctor Carretero y Práxedes Nieto, conocidos como Síndrome Clown. En esta ocasión, el dúo se basa en textos de Chejov para pasarlos por el filtro de la posmodernidad. La formación ya se inspiró en otro autor, Arthur Miller, para su particular revisión de La muerte de un viajante. Estocolmo se reestrenó en las últimas semanas en Sevilla.

Vagón de cola también ha vuelto recientemente a la cartelera sevillana antes de su paso por Madrid. Este "musical suburbano", como lo definen sus creadores, retrata en clave musical la inesperada transformación que sufren cuatro personajes que viajan en metro tras un extraño accidente.

A través de esta muestra, el madrileño Círculo de Bellas Artes se asoma al teatro que se hace en el resto de España y exhibe así un panorama de la realidad escénica de todo el país. La cita llega este año a su decimotercera edición.

Castilla la Mancha aporta algunos clásicos revisados, como Las mujeres sabias, de Molière; Por el ojo de la cerradura, escrita por Llanos Campos para la compañía Falsaria de Indias y, por último, La verdad sospechosa, de Eureka Teatro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios