publicación La escritora Lola Gracia estudia en su libro las apariciones del café en el séptimo arte

Un café bajo los focos del celuloide

  • Ya sea en vaso de cartón como el de 'Desayuno con diamantes' o en una taza coqueta como en 'Los abrazos rotos', esta 'droga' está muy presente en el cine

Cortado, expresso, americano o solo. Cada uno se lo toma a su gusto. Aunque sea con leche, con azúcar, con hielo, con espuma o con sacarina, el café comparte el día a día de millones de individuos; y claro, el elixir negro también se ha 'colado' en la gran pantalla, donde cobra cierto protagonismo desde películas clásicas hasta las producciones más modernas.

La periodista y escritora murciana Lola Gracia dedica su último libro a la presencia de la bebida estrella del despertar en el séptimo arte. El café en el cine, editado por la empresa Cafés Salzillo con motivo de la Quinta Semana del Café de Murcia, comenzó a tomar forma en 2010 a partir de una idea original de la autora cuando encontró en internet una página dedicada a escenas de coffee break.

A partir de ahí, decidió centrarse en esa temática y empezó a buscar fotogramas de películas donde la gente aparecía tomando la bebida. "Yo soy cinéfila desde los trece años, me encantaba Rita Hayworth y me sabía las fichas de muchas películas de memoria", confiesa Lola Gracia. Horas de búsqueda, mucha documentación y una larga espera de los derechos de autor para el uso de las fotografías en el libro han hecho falta para que el proyecto saliera finalmente a la luz.

"El café tiene tanta importancia en las películas porque forma parte de nuestra cotidianidad. Además, siempre es un buen recurso que el actor tenga algo en la mano. Por ejemplo, en las escenas de tensión se va la imagen a la taza de café para descargar la atmósfera", explica la escritora.

La parte dedicada a la presencia del café en el cine cuenta con una colección de más de cincuenta fotogramas de películas desde el año 1919 hasta 2010, cada uno acompañado de su sinopsis. Desde la película clásica The Wicked darling del director Tod Browning hasta el más reciente Iron Man de Jon Favreau pasando por Venus era mujer (William A. Seiter), Un cubo de sangre (Roger Corman), La elección de Sophie (Allan J. Pakula), o bien Memorias de África (Sidney Pollack), Notting Hill (Rogerd Michell), Los abrazos rotos (Pedro Almodóvar), American Gangster (Ridley Scott).

Una lista interminable de largometrajes en la que la autora pudo notar la evolución entre los juegos de café de antaño y las tazas de cartón del take away de hoy, un contraste notable del paso de la época glamour a la era moderna. "En los interrogatorios de las películas policíacas siempre hay alguien que está tomando café. En la película El diablo viste de Prada o en las series como Ally McBeal, la gente bebe el café en vasos de cartón cuando va a trabajar. En realidad, el café forma parte de la rutina diaria del comenzar el trabajo, entonces siempre está presente de un modo u otro", explica Gracia.

Los Pájaros de Alfred Hitchcock también tiene su hueco en la selección de películas de la autora, aunque en realidad el elixir negro "aparece en absolutamente todos los filmes como algo muy importante", según la cinéfila. De hecho, en Los Pájaros el café aparece cuando tapan todas las puertas y ventanas para protegerse de los ataques de las aves, lo preparan para que la gente no se duerma. "En realidad, la presencia del café en la películas de Hitchcock es muy curiosa porque él era inglés pero nunca sacaba té en sus filmes sino siempre café", reseña.

La obra cuenta también con otros capítulos dedicados al nacimiento de la ciudad de Los Ángeles, cuna de la industria cinematográfica, de la película Desayuno con diamantes que protagoniza la actriz Audrey Hepburn, y una última parte en la que han colaborado una treintena de amigos de la autora, como María Dueñas, Enrique Vila-Matas, Nativel Preciado o Juan Carlos Calderón entre muchos otros, para desvelar cuál es su película favorita.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios