Fila siete

La bestia apocalíptica

Se ha dicho, se ha escrito, que esta película es una mezcla del estilo de Cameron Crowe (lo cual no deja de parecerme demasiado rebuscado), 'Godzilla' (1998), de Roland Emmerich, 'El proyecto de la bruja de Blair' (1999), de Daniel Myrich y Eduardo Sánchez, incluso '1997: Rescate en Nueva York' (1981), de John Carpenter. Y de ahí, dicen, partió la idea del productor J. J. Abrams, para la realización de 'Monstruoso'. Y parece que ha acertado con las preferencias del espectador norteamericano medio y de buena parte del resto del mundo como puede verse. Todo para realizar algo tan manido y tantas veces repetido por el cine japonés, cuya única curiosidad a satisfacer por parte del público es la del aspecto que tiene esta nueva bestia apocalíptica.

Como quiera que sea estamos ante la aparición de un gigantesco monstruo -el título español ya desvela buena parte del misterio- que surge en Nueva York destrozándolo todo. Rob, que al día siguiente viajará Japón, celebra una fiesta de despedida con sus amigos, en la que espera tratar asuntos muy personales.

De repente una estruendosa explosión estremece a los reunidos. Se teme un terremoto y se asoman a la terraza, una bola de fuego se ve en la lejanía, la luz se apaga y todos huyen presos del pánico. Entre el más terrible desconcierto un inmenso rugido de potencia increíble produce un espeluznante escalofrío entre los despavoridos neoyorkinos.

La película, que ha venido precedida de una larga campaña publicitaria popularizando sus inquietantes y aterradoras imágenes, encuentra ahora su expectación en el público que sin embargo, cuando ve el film puede comprobar que muchas de esas imágenes ya las ha visto y, si me apuran, las tiene muy recientes en otra historia de terror muy parecida y de mejor factura. Me refiero a 'REC', de los españoles Jaume Balagueró y Paco Plaza, que ha supuesto, por cierto, uno de los títulos más taquilleros del último año y de mayor entidad cinematográfica que el cacareado y excesivamente aplaudido 'El orfanato'.

Estamos entonces ante una película que en principio interesa a los espectadores, sobre todo a aquellos a quienes encanta el género terrorífico y estas ficciones de monstruos demoledores.

En ese aspecto 'Monstruoso' es tan espectacular como intrascendente a pesar de que el realizador, Matt Reeves, con la colaboración del veterano diseñador Neville Page, ha hecho cuanto ha podido por tratar de brindar en cada plano del film intrigas e incertidumbres que despierten el interés del espectador. Ha elegido una narrativa que recuerda a 'La bruja de Blair', pero a veces no es suficiente. Son evidentes ciertas segundas lecturas de alcance político, lo que daría para un análisis más incisivo. Pero la película triunfa en la taquilla y sus artífices ya están dispuestos a preparar una segunda parte. Lo cual tampoco nos sorprende.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios