Los autores Taibo y Piñeiro llevan a Gijón la novela negra latinoamericana

El hispano-mexicano Paco Ignacio Taibo, que presentó Que sean fuego las estrellas, y la argentina Claudia Piñeiro, con Una suerte pequeña, fueron los protagonistas de la jornada de ayer de la Semana Negra de Gijón (norte de España), certamen dedicado a la literatura policíaca.

Mientras Taibo lamentó la desaparición de la clase obrera con conciencia social, de la que habla en su libro, Piñeiro se refirió al conjunto de su obra para asegurar que sus primeras novelas no fueron concebidas como género negro y que Betibú (2011) fue la primera que escribió conscientemente en ese estilo.

Dos representantes de la novela negra latinoamericana, aunque Taibo haya nacido en Gijón (fue el creador de la Semana Negra) y dedique su último libro al movimiento anarcosindicalista de Barcelona entre 1917 y 1922.

Taibo contrapuso la "apatía" del proletariado actual con la "épica" que ha recopilado en las 553 páginas de su libro, una obra que no quiso encasillar en ninguno de los géneros literarios conocidos.

Claudia Piñeiro, autora de Una suerte pequeña o Un comunista en calzoncillos, explicó que sus novelas "tienen muchas capas", con personajes y tramas que se superponen, con un elemento en común que considera fundamental, el suspense.

Piñeiro, que participa en la Semana Negra de Gijón al haber sido la ganadora de la pasada edición del festival literario Buenos Aires Negra, escribió su primera obra, El secreto de las rubias, cuando trabajaba como economista y aunque nunca se llegó a publicar, fue el punto de inflexión que le llevó a la escritura.

Ganadora del Premio Clarín por Las viudas de los jueves, llevada al cine por el director Marcelo Piñeiro, la autora está considerada como una de las narradoras destacadas de la literatura policial que se produce en la Argentina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios