Vuelve el kung fu

CineBox Aqualon Huelva, Cine Vip Lepe, El Condado Cinemas 7 y Multicines Al Andalus Ayamonte y Punta Umbría.- T.O.: 'The Karate Kid'.- Producción: Estados Unidos, 2010.- Duración: 140 minutos.- Dirección: Harald Zwart.- Guión: Christopher Murphey basado en un argumento de Robert Mark Kamen.- Fotografía: Roger Pratt.- Música: James Horner.- Montaje: Joel Negron.- Intérpretes: Jackie Chan, Jaden Smith, Taraji P. Henson, Wenwen Han

Cuando escribo vuelve en el título de la crítica, lo que suele ocurrir últimamente muy a menudo, es que estamos ante otro remake, otra nueva versión, secuela, continuación, simple copia descarada o mera fotocopia. En esta sucesiva, imparable y ominosa crisis de creatividad que padece Hollywood nada puede sorprender, veintiséis años después, que se vuelva a lo que algunos llaman un clásico de los años 80: Kárate Kid (1984), de John G. Avildsen, cuando, además, el artífice de este retorno es el propio productor que entonces propició esta película, Jerry Weintraub. Como tal nada nos debe extrañar que trate de repetir el éxito comercial de antaño.

Dre, que es un chico de doce años muy conocido y estimado en Detroit, ha de despedirse de sus familiares y amigos, ya que su madre se ve obligada a dirigirse a Pekín por motivos de trabajo. Dre, no se llevará bien con sus nuevos amigos que tratan de molestarle por su amistad con una compañera de clase, Mei Ying, por la que el chico siente cierta predilección. Especial enemistad despierta en uno de los matones del colegio que domina el kung fu. Afortunadamente el veterano conserje del centro es un experto en este arte de combate personal. Generosamente instruirá a Dre en la estrategia de defensa y ataque para enfrentarse con toda garantía a sus adversarios, pero también a formarse como persona y lograr la madurez y la calma, esenciales en su educación.

Podría pensarse según eso que se llama memoria colectiva que la vuelta a un título que permanece en el recuerdo de todos, ha de facilitar a los chicos de hoy lo que sus padres rememoran gratamente. En todo caso la televisión facilita esta rememoración cuantas veces propicia la visión de esta película en las pequeñas pantallas, que es muy a menudo. Pero en todo caso lo que hoy se nos presenta, aunque trate de aportar ciertos matices y presuntas irregularidades a la historia conocida, no aporta valores interesantes. No es que aquel Karate Kid de los 80 fuera una obra digna de destacarse pero al menos tenía la virtud de agradar a los espectadores y conseguir la empatía que éste no logra ni de lejos.

En suma una revisión más de otro clásico de los ochenta, que ahora parecen estar de moda, donde los principales atractivos del precedente se desvanecen muy pronto y la inefable pareja compuesta por Macchio y Morita no se ve superada por ésta de Smith y Chan. Sólo el hijo de Will Smith, el pequeño Jaden, vuelve a demostrar que ha sabido heredar las buenas cualidades de su progenitor y constituya uno de los pocos logros del film. Por su parte el veterano Jackie Chan no consigue la misma comunicación entre los personajes que era una de las principales virtudes de su famoso antecedente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios