Viernes peñero en la Peña Flamenca de Huelva

  • El cante de Juan Antonio Camino y el toque de Antonio Migueles llenaron la noche flamenca

Si el viernes, día 2, el cante de José de la Tomasa, con la guitarra de Manolo Franco, abrió el curso de la Peña Flamenca de Huelva, el pasado viernes se celebró el 'viernes peñero', que comenzó a las 22:00 con un acto del circuito de las ocho provincias andaluzas que la Confederación de Peñas Flamencas, en colaboración con la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco de la Junta, organiza para la proyección del flamenco. En esta ocasión intervinieron los cordobeses Juan Antonio Camino (cante) y Antonio Migueles (guitarra).

La noche se inició con una disertación de Estéfano Molín que, como viene siendo habitual, glosó la figura de Enrique Ortega Monge, Enrique el Almendro, de una saga de cantaores y toreros, como Manolo Caracol y Joselito El Gallo, de los que era primo y de Ignacio Sánchez Mejías, del que también era familiar.

Presentados los artistas, Camino aseguró que se sentían orgulloso de actuar en una de las peñas más emblemáticas del país, para pasar a cantar unas malagueñas de Chacón y El Canario, rematando por verdiales-rondeñas. Más tarde se atrevió con soleares, las de Alcalá y Triana, para finalizar por las de Utrera, que recordó a la magnífica Fernanda.

Serían los cantes de ida y vuelta la tercera parte de su actuación. Comenzó Juan Antonio Camino por vidalitas y terminó con milongas. Después pasó a los tientos. Sin descanso, y con el permiso de un público entregado al arte del artista, el cantaor se lanzó por seguiriyas, bien hechas, cantes de Cádiz recordando a Chano Lobato y Pericón.

Cerró con farrucas esta parte de su excelente actuación.

Los fandangos de Pinini y Niño Gloria concretaron, la parte final del recital de Camino.

El saludo y la fuerte ovación del público cerraron un acto que tendrá su continuación el próximo viernes con la figura del cantaor onubense José Pérez de Guzmán.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios