Trinidad Gan gana el Premio de Poesía Generación del 27 de la Diputación de Málaga

"Río Naches. Justo debajo de las cascadas. / A veinte millas de cualquier ciudad. Un día / de densa luz solar / colmada de los olores del amor. / ¿Cuánto nos queda? / Tu cuerpo, agudeza de Picasso, / ya se seca al aire de la montaña. / Te seco la espalda y las caderas / con mi camiseta. / El tiempo es un león de montaña. / Nos reímos por nada, / y cuando te toco los pechos / hasta las ardillas /quedan deslumbradas". Estos versos de Raymond Carver inspiraron a Trinidad Gan (Granada, 1960) a la hora de titular el poemario con el que ha ganado el Premio Internacional de Poesía Generación del 27, que ayer se falló en Málaga. "El verso y título de la obra -El tiempo es un león de montaña- me remite a imágenes de la iconografía norteamericana", señala Gan.

La escritora granadina trata de explicar en el poemario premiado qué es el "el tiempo para el ser humano y la fugacidad de éste". "Hablo del tiempo en sus múltiples facetas, una de ellas la histórica. La crisis social y ética por la que estamos pasando tiene su base en acontecimientos del pasado", reflexiona. La autora, influenciada por Egea y la poesía de la experiencia, se fija en "el mundo que nos rodea, el lugar que ocupan las mujeres en él, la situación social que vivimos, con el desempleo como protagonista" y lo vuelca en sus poemas. Gan no sólo mira hacia fuera, también lo hace hacia dentro. "Hay una parte más íntima, más personal, donde hablo de cómo se desarrolla el tiempo dentro de nosotros, de cómo la memoria no es fiel a nuestros recuerdos, que a veces son falsos recuerdos", razona. Aunque pueda parecer pesimista este discurso, El tiempo es un león de montaña, dice su autora, es "una celebración del presente, del contacto con la naturaleza, de la curación que supone el viaje, de la felicidad a raíz del encuentro con el otro, de la palabra del otro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios