Tradición mexicana en el Altar de Muertos del Ocib

  • La Fundación Caja Rural acoge desde mañana el legado de Querétaro, una celebración que es Patrimonio de la Humanidad

México es ya un país indisolublemente unido al Otoño Cultural Iberoamericano, desde que surgiera esta iniciativa cultural en el año 2008. Fue el país especialmente invitado en aquella primera edición y, desde entonces, su exuberante expresión artística, sus tradiciones, su folklore, su historia y el talento y amabilidad de su gente forman parte cada otoño del paisaje andaluz. Oaxaca, Michoacán, la Huasteca Potosina y Puebla han mostrado a lo largo de estos años su forma de entender esta fiesta, tan distinta al modo español de celebrar el Día de los Difuntos y de Todos los Santos.

Este año, la colorista tradición mexicana del Altar de Muertos nos la trae las particularidades Estado de Querétaro, y más concretamente, la tradición hñähñu.

El programa de Altar de Muertos. Tradición del Pueblo Hñähñu incluye otras manifestaciones culturales. En este caso, presenta como señalada novedad la exposición Calaverías: calacas, calaveras y calaveritas, de la colección Rizo-Funtanet Arte, una visión moderna de una tradición ancestral, la de la elaboración artesanal y artística de figuras de calaveras decoradas con todo tipo de diseños y materiales que suelen ser utilizadas para acompañar a la festividad milenaria del Día de los Muertos, declarada en 2003 por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, Fiestas indígenas dedicadas a los muertos. Así, por primera vez en el ámbito internacional, se exhiben 69 piezas únicas basadas en la artesanía mexicana, realizadas con una técnica original de papel maché con incrustaciones de estaño, flores, piedras, semillas, vidrio y conchas, entre otros materiales.

Quienes visiten la Fundación Caja Rural del Sur mañana, a las 19:00, podrán disfrutar además de la performance titulada Que muero porque no muero, una interpretación de la escritora, poetisa y actriz mexicana Elia Domenzain del célebre poema de Santa Teresa de Jesús.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios