Tomás López recupera las sevillanas tradicionales en 'A compás de palmas'

  • Ha recogido del pentagrama de la tradición oral, las tradiciones cantadas por los valverdeños

Tomás López López (Encinasola 1959) acaba de componer la partitura de la tradición valverdeña por la música. Una partitura que recoge la evolución del cante por sevillanas en una localidad, la de Valverde del Camino, que ha visto evolucionar este cante con la indudable aportación que han hecho sus vecinos a lo largo de los años, tal como recoge el libro A compás de palmas. Sevillanas Tradicionales de Valverde del Camino (Editorial Círculo Rojo).

A lo largo de sus 207 páginas, el profesor y autor serrano, afincado en Valverde desde hace algo más de dos décadas, ha recogido del pentagrama de la tradición oral, las sevillanas que desde tiempo inmemorial han cantado los valverdeños. El libro arranca en el origen y evolución de un cante que va desde la música tradicional a la seguidilla sevillana pasando por las sevillanas tradicionales y las modernas. Es en ese contexto cuando Tomás López relaciona el cante con Valverde y habla de una aproximación a su origen y del marco tradicional.

La idea de escribir este libro surgen al iniciar la escritura de la segunda parte de Dicen que Valverde tiene "ya que comencé a darme cuenta que repetía coplas y eso me llevó a realizar un inventario de todas la coplas que había recogido de las muchas entrevistas que había hecho. Fue ahí cuando me di cuenta que tenía más de doscientas coplas y que bien podían formar parte de un libro dedicado a las sevillanas", explica.

La palabra, la música y el bailen forman parte también de una obra que pretende, según su autor, "recoger no sólo unas sevillanas sino los momentos en los que se cantan, las situaciones que recogen las letras". Es el caso de la ocupación de los baldíos por parte de valverdeños a lo largo de la historia. Asimismo, Tomás López muestra en la obra presentada, segunda dedicada a la localidad, la anterior de 2010 llevaba el título de 'Dicen que Valverde tiene', letras tradicionales de todos los tiempos como ejemplo de una tradición que ha evolucionado a través del tiempo y que recoge el sentir de un pueblo.

Sevillanas dedicas a la Virgen del Reposo, Patrona de los valverdeños, a la Virgen del Rocío, sevillanas a la mujer valverdeña, a sus fiestas y tradiciones. En sus letras se recogen estos sentires como el que dice: 'tiene Valverde un pozo/ que mana el agua,/ saladita del llanto/ de una serrana.'

El libro es un fiel testigo de la vida de este cante que, recuerda el autor en su interior, "este libro es un reencuentro con una forma musical en decadencia y evidente peligro de desaparición: la sevillana clásica o tradicional. En su desuso, ha arrastrado al olvido un muestrario de letras que recogen situaciones, sentimientos y vivencias que ayudan a componer el mapa musical y la contextualización de la biografía cultural de un pueblo".

En el trabajo de Tomás López se recuerdan a intérpretes como los Hermanos Toronjos, alosneros, que tuvieron el honor de ser los primeros en grabar un disco de sevillanas. Así lo recoge López al explicar que "en la comarca del Andévalo, durante la primera mitad del siglo XX, la sevillana creció y encontró formas propias, que afloraron en 1951 con la primera grabación de unas sevillanas, realizada por dos hermanos del Alosno, los Toronjos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios