Fila siete

Toda gloria es efímera

CineBox Aqualon Puerto Huelva.- T. O.: 'The lucky one'.- Producción: Estados Unidos, 2012.- Duración: 101 minutos.- Dirección: Scott Hicks.- Guión: Will Fetters basado en la novela de Nicolas Sparks.- Fotografía: Alar Kivilo.- Música: Mark Isham.- Montaje: Scott Gray.- Intérpretes: Zac Efron, Blythe Danner, Taylor Schilling, Riley Thomas Stewart, Jay R. Ferguson

Nicolas Sparks es uno de los escritores estadounidenses de mayor fama internacional merced a sus novelas singularmente románticas, lo que le ha proporcionado un número inmenso de lectores en todo el mundo. Esta película está basada en una de sus novelas, originalmente titulada The lucky one (2008). Seguro que muchos aficionado al cine recuerdan otra de sus más célebres adaptaciones: The notebook (1996), traducida aquí como El diario de Noah (1997), dirigida por Nick Cassavetes, hijo del inolvidable actor y director John Cassavetes, muerto prematuramente. Pero también fueron llevadas a la gran pantalla novelas como Mensaje en una botella (1998), Un paseo para recordar (1999), Noches de tormenta (2006), Querido John (2006) y La última canción (2009). Pocos escritores podrá presumir de un bagaje cinematográfico como el suyo.

Cuando te encuentre comienza cuando un pelotón de marines del ejército de los Estados Unidos, sufre una emboscada en el frente de Irak. Otro pelotón acude en su ayuda pero un nuevo ataque de morteros provoca la muerte de varios soldados. El protagonista, el sargento Logan Thibault, resulta alcanzado por una explosión pero sobrevive. En el suelo, entre los escombros, encuentra la foto de una bella chica. Indaga entre los supervivientes por si fuera de alguno de ellos. Todos niegan que sea suya. Pensando en que la fotografía de la joven desconocida le ha dado suerte, se propone buscarla al regreso de los Estados Unidos para darle las gracias.

El resto de la película, que supondrá la aventura vital de Logan Thibault, encarnado por un Zac Efron más maduro de lo que le vimos en anteriores actuaciones, nos irá revelando una sencilla historia romántica, según podría suponer cualquier espectador que conozca los relatos de Nicolas Sparks. A éste, el director Scott Hicks, creo que le ha dado la forma y la circunstancia que más se acerca al espíritu literario del autor. Tanto es así que en todo momento se conduce en la misma línea de Mensaje en una botella (1999), de Luis Mandoki y la más recordada sin duda, El diario de Noah (2004). Hicks ha procurado exaltar el entorno natural de la historia y su trasunto amoroso que tienen, sobre todo, un gran atractivo estético para cualquier espectador, especialmente para los más románticos.

En ese tono tan convencional como se quiera, proclive a las más increíbles casualidades que tanto se prodigan en los textos de Sparks y en los lugares comunes de sus argumentos, estamos ante el clásico melodrama juvenil que abunda en situaciones que tratan de conmover al espectador más sensible ante este tipo de cine. Pero las expresiones utilizadas a lo largo de la narración resultan en diversas ocasiones muy forzadas y artificiosas. Sobre todo en la actuación de Zac Efron, demasiado hierático y falto de la convicción y expresión consiguientes. ¡Ah!, el título que le he dado a esta crítica es el de la frase que el protagonista lleva tatuada en su espalda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios