La Tertulia Dispar-Arte organiza el lunes una lectura dramatizada de Federico García Lorca

El próximo lunes es la cita, a las 21:00, en la Tertulia Cultural Trastero Dispar-Arte, para una nueva lectura dramatizada cargo del grupo El nombre es lo de menos. En esta ocasión es Federico García Lorca el protagonista con la obra El retablillo de Don Cristóbal, una farsa escrita para guiñol que data de 1930.

La que se leerá el lunes, sin embargo, es la primera versión de la obra, fechada en 1922, en la que, igualmente, se aprecia el deseo del poeta y dramaturgo granadino por recuperar la tradición "de los títeres de cachiporra". Son los conocidos muñecos de guante, en cuyas historias, recuerdan, sobresale un claro componente antiautoritario, "un uso de la violencia muy grotesco y elemental y un elogio al ingenio como forma de solventar los problemas".

Lorca aquí, cuentan desde el grupo, apuesta por la farsa para evitar cualquier ilusión de realidad entre el público, pese a lo que no se pierde ese sentido básico de función educadora que entendía Lorca del teatro.

El grupo de teatro leído El nombre es lo de menos presenta en esta ocasión un elenco compuesto por Azulina Gobernado, Cristóbal Ponce de León, Emi Bejarano, Rocío González, Juan José Oña, Juani Fernández, Laura Cuesta, Leonor Ojeda y José María Rodríguez, quien se encarga también de la dirección.

El grupo, según informa la Tertulia Dispar-Arte, está formado por aficionados al teatro que pretenden "poner nuestro pequeño grano de arena para extender el amor al teatro". Es por este cometido por el que se han marcado como objetivo llevar sus lecturas de textos teatrales a los centros educativos de la provincia de Huelva.

Entre las dramatizaciones ya realizadas figuran Labios, de Carlos Rico, y En alta mar, de Slawomir Mrozek, en un total de nueve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios