El South Pop se traslada al puente de mayo y se celebrará en el Monasterio de la Cartuja

  • El festival musical deberá ahora confeccionar el cartel de su IV edición en un tiempo récord

Tras verse forzado a suspender su cuarta edición en las fechas inicialmente previstas -del 13 al 15 de marzo- ante la falta de respuesta a las peticiones cursadas al Ayuntamiento -gestión de la venta de entradas mediante un servicio privado y firma de un preacuerdo que permitiera la negociación de avales bancarios de cara a la contratación de artistas-, el South Pop Festival se celebrará finalmente los días 1, 2 y 3 de mayo en el Monasterio de la Cartuja, concretamente en el espacio ubicado junto a las chimeneas de la antigua fábrica de cerámica.

Tanto el cambio de ubicación -las tres primera ediciones se realizaron en el Teatro Alameda- como las nuevas fechas fueron confirmadas ayer por parte del Instituto de la Cultura y la Artes de Sevilla (ICAS) y Green Ufos, promotora del festival de música independiente, en sendos comunicados de prensa. En el primero se achaca "el retraso de este año" a la "coincidencia de fechas por el adelanto de la celebración de la Femana Santa y la Feria", obviando cualquier referencia al silencio administrativo denunciado por la promotora a los medios de comunicación en varias ocasiones; mientras que en el segundo el director de Green Ufos, Rafael López, se congratula por el acuerdo alcanzado con el ICAS, que asume que "la gestión de la taquilla se hará a través de un operador independiente", resolviendo así la demora de varios meses en el ingreso del montante derivado por la venta de entradas.

El ICAS apunta también que "la aportación municipal presupuestaria", que el pasado año fue de 37.000 euros, "crece para esta edición", sin especificar la cifra concreta. Sin embargo, y según fuentes consultadas por este diario, "el incremento es insignificante en relación a la capacidad de contratación, pues pasa de 37.000 a 40.000 euros". Tampoco parece demasiado si se tiene en cuenta que al trasladar el festival a un espacio al aire libre, los costes de producción también crecen.

En cualquier caso, con el acuerdo ya encima de la mesa, un nuevo espacio con capacidad para 2.000 espectadores y una fechas fijadas en el calendario, al South Pop Festival le queda aún por delante la difícil papeleta de solventar su cartel en un tiempo récord. En este sentido, Rafael López bromeaba ayer comentando: "Por fin tenemos nuevo sitio y nuevas fechas. Pensar también en nombres de relumbrón sería demasiado optimista".

Así las cosas, parece que la cuarta edición del festival se perfila como de transición, aunque desde Green Ufos no se renuncia a confeccionar "un cartel lo más equilibrado posible y que llame más la atención por su totalidad que por algunos artistas concretos". Al menos en cuanto a grupos nacionales, los ofrecimientos no faltan: We Are Balboa, Antonia Font, Manos de Topo y Niños Mutantes, entre otras formaciones, ya han contactado con la promotora y mostrado su interés por estar en el South Pop, una de cuyas novedades en esta cuarta edición salvada in extremis será la realización de los tradicionales afterparties en el mismo espacio de los conciertos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios